SANIDAD

El alto contagio de sanitarios «no es por falta de material»

27/03/2020

El nuevo consejero de Sanidad afirma que la protección del personal de hospitales y centros de salud es «el primer objetivo» del Gobierno y desvincula el alto porcentaje de afectados en Canarias a la escasez de medios. Se habilitarán alojamientos para sanitarios y positivos asintomáticos y se baraja el hotel Iberia

Las Palmas de Gran Canaria

La protección al personal sanitario frente al coronavirus será el objetivo prioritario del Gobierno de Canarias, explicó en su primera comparecencia pública como consejero de Sanidad Julio Pérez, que ocupa el cargo tras el cese de Teresa Cruz.

No obstante, señaló que el Servicio Canario de Salud ha funcionado «razonablemente bien» en estos días de emergencia y no encuentra una explicación al alto nivel de contagios que han sufrido los trabajadores sanitarios canarios, con 150 positivos, lo que supone un 23% del total de infectados por coronavirus en el archipiélago.

«No parece que pueda vincularse a la falta de material», indicó el titular de Sanidad sobre una cuestión que se planteó en la reunión técnica y que no obtuvo explicación alguna. «Los contagios no se han producido en los centros de primaria, sino en centros hospitalarios, no nos atrevemos a dar una explicación». Un dato, indicó, que le inquieta al gobierno, «sobre todo para corregirlo».

Respecto al material de protección del que dispone el Gobierno de Canarias, Pérez señaló que con los equipos recibidos del Estado, el acopiado por los Cabildos y el Ejecutivo autónomo se podrán afrontar unos diez días más de crisis sanitaria. Además, resaltó que el Gobierno ha hecho una compra de material por valor de 10 millones.

Para proteger al personal sanitario, el también portavoz del Ejecutivo canario y titular de Administraciones Públicas, Justicia y Seguridad anunció que se le dotará de equipo y material suficiente, se aumentará la capacidad de reacción para solventar contingencias y que se reforzará el sistema de atención a distancia. «Tenemos demasiados centros de salud abiertos y hay que mejorar la atención telefónica», dijo.

El segundo objetivo en esta emergencia será la atención a las personas especialmente vulnerables: los mayores, enfermos con patologías previas y los internos en centros sociosanitarios. El tercero, concienciar a la población para que realice un confinamiento riguroso.

«Hay familias y personas que no pueden realizar bien el confinamiento porque conviven con más personas en un piso pequeño y no pueden mantener las distancias de seguridad», comentó. Para facilitar un aislamiento seguro, el Gobierno prevé poner alojamientos, en concreto instalaciones hoteleras, a disposición de los positivos asintomáticos y del personal sanitario que quiera evitar poner en riesgo a su núcleo familiar. El hotel Iberia de la capital grancanaria es uno de los establecimientos que se barajan para este fin, según pudo saber CANARIAS7.

«Queremos mejorar la extensión, cantidad y calidad del confinamiento», aseguró Pérez, quien aplaudió el comportamiento mayoritario de la población canaria frente al encierro.

Para facilitar el confinamiento, la Consejería prevé abrir una línea telefónica de asesoramiento psicológico y otra legal.

Pérez subrayó que ni las UCI ni los centros de salud canarios están sufriendo una «presión insoportable» a causa del Covid-19. Sin embargo, anunció que se prevén crear hospitales de campaña.

En el caso de Tenerife, ya se está equipando el Recinto Ferial, mientras que en La Palma se baraja preparar el acuartelamiento de Breña Baja, y en la capital grancanaria se sopesan varias opciones, entre ellas Infecar, ofrecido por el Cabildo. «Deben ser instalaciones que estén cerca de los centros hospitalarios actuales», subrayó el nuevo responsable del departamento de Sanidad.

Asimismo precisó que, en una hipotética saturación de los servicios sanitarios, se recurrirá a los recursos hospitalarios privados. «Son centros concertados y forman parte del Servicio Canario de Salud», puntualizó Pérez.