Canarias supera la epidemia de gripe

17/03/2018

Sanidad no da por concluida la temporada de gripe en Canarias a pesar de que la tasa de incidencia se sitúa por debajo del umbral con 43, 31 casos por 100.000 habitantes. Aunque el virus pierde fuerza, ya se contabilizan 26 muertos, dos más que la semana anterior, a causa de esta enfermedad en el archipiélago.

ETIQUETAS:

La actividad gripal continúa en descenso en Canarias dejando atrás la onda epidémica. Sin embargo Sanidad no dará por concluida la temporada de gripe hasta la semana 20, la primera semana de mayo, a pesar de que la tasa de incidencia está bajando y se encuentra por debajo del umbral epidemiológico. Los últimos datos de la Red Centinela del Servicio Canario de Salud (SCS) de la semana 10 –del 5 al 11 de mayo– indican que la tasa de incidencia fue de 43,31 casos por 100.000 habitantes y, por lo tanto, la evolución del virus en el archipiélago es «decreciente, con una intensidad basal y una difusión esporádica».

La situación es similar si se atiende a todo el territorio nacional, donde continúa bajando la actividad gripal, según los últimos datos de la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica del Instituto de Salud Carlos III, al registrar 57,48 casos por 100.000 habitantes, mientras que se han notificado 43 nuevas defunciones en casos graves hospitalizados.

En el caso de Canarias, se han declarado hasta esta semana 210 casos de gripe grave, de los que 126 casos son virus B (60%) y 84 casos a virus A (40%) y un 80,3% no estaba vacunado, lo que significa una reducción importante respecto a la semana anterior cuando se notificaron 166 los casos de gripe grave, la mayor parte de ellos sin recibir la inmunización frente al virus.

Asimismo, se han comunicado 656 casos de gripe en personas ingresadas en los hospitales públicos, cerca de un centenar más que la semana nueve, sin criterios de gripe grave, de los cuales 62,8% son virus B y 37,2% virus A. El informe de la red centinela apunta, por otro lado, que se han producido 26 defunciones entre los pacientes hospitalizados, dos más que la semana anterior. De ellos, el 69,2% eran virus B y el 30,8% virus A y sólo 5 estaban vacunados.

Cabe recordar que el último pico de gripe registrado por la Red Centinela del Servicio Canario de Salud (SCS) se produjo en la semana ocho, del 19 al 25 de febrero, con un «ligero repunte» de la gripe en menores de 14 años, lo que incrementó la incidencia en 93,87 los casos por 100.000 habitantes y tras descender la semana anterior a 67,68 casos por 100.000 habitantes.

Los epidemiólogos de la Dirección General de Salud Pública apuntaban entonces que este leve aumento de casos en niños era razonable puesto que «se trata de una enfermedad que afecta masivamente y cursa de manera leve en los niños, pero que tiene consecuencias graves que incluso pueden llevar a la muerte en adultos». «Esta es la razón por la que los niños no se incluyen en los grupos de riesgo, exceptuando a los que padecen enfermedad inmunológicas crónicas y los adultos, sí», añadieron. Desde Salud Pública señaló ayer que mantendrá la vacunación en los centros de salud mientras tenga «disponibles dosis de inmunización y hasta que se alcance el final de la temporada de la gripe».