Sanidad no programa cierre de camas hospitalarias desde 2017

14/07/2018

José Manuel Baltar señala que en verano solo se inhabilitarán 80 en los hospitales capitalinos y por «necesidad de reforma» y niega las 202 que refiere Satse. El consejero insiste que estos meses se maximiza la actividad y se busca reducir las listas de espera.

odra rodríguez las palmas de gran canaria

Canarias no programa cierre de camas en sus hospitales públicos desde hace dos años. José Manuel Baltar, consejero de Sanidad, respondió ayer de manera tajante al sindicato de enfermería Satse que esta semana daba a conocer un informe nacional que refería a la inhabilitación de un total de 14.000 en toda España, 202 de ellas en el archipiélago, «número de camas, créanme, que estamos buscando porque no coincide para nada con los números de esta Consejería», matizó.

Baltar no solo discrepó con la extrapolación de estos datos «que alguien de un sindicato en concreto» realizó, sino que enfatizó que los cuatro hospitales públicos capitalino solo han anulado temporalmente 80 camas en las plantas sometidas a proceso de reforma, una medida que se lleva a cabo por segundo año consecutivo como consecuencia de un cambio de filosofía para mantener la actividad asistencial y quirúrgica en sus máximos niveles con objetivo de reducir las listas de espera. «Si no logramos esto, no alcanzaremos los objetivos de reducción de la demora porque una cosa está relacionada con la otra», agregó.

El consejero realizó estas declaraciones al término de la firma de un convenio con la Fundación Ágora para fomentar la formación en técnicas de simulación quirúrgica virtual, que facilitará el entrenamiento quirúrgico en técnicas no invasivas de cirugía general, pediátrica y torácica y en ginecología, urología y traumatología o cualquier otra especialidad en la que se practiquen técnicas mínimamente invasivas, y del que se beneficiarán los profesionales, residentes y estudiantes de Medicina en los hospitales del SCS.

Asimismo, Baltar reconoció que es «cierto que en años de crisis» se programaba cerrar camas para ahorrar en contratación de persona por cuestiones económicas, pero «es parte del pasado» desde que su equipo entró a dirigir la administración sanitaria y puso en práctica el plan de verano con las miras puestas en «no perder capacidad de resolución» de los problemas asistenciales en los meses de verano. En esta línea, además, remarcó que «lo único que cerramos es el mínimo que queremos mantener y reformar», por lo que cada hospital diseña sus propios planes de reformas como «necesita y trata de coordinar al máximo a sus profesionales y de reforzarlos» para lograr que la «actividad en sus centros sea el máximo posible».

En concreto, el plan de verano de este año se desarrolla con 241 contrataciones específicas para estos tres meses, a las que se suman las propias por sustituciones de profesionales, que están disfrutando de sus vacaciones tan merecidas, y otras específicas para poder mantener la actividad asistencial cumpliendo «los objetivos también de mejorar las listas de espera», puntualizó el responsable de la administración sanitaria.

afluencia. Baltar recordó la importancia de las actuaciones de remozamiento de las instalaciones sanitarias puesto que sólo en los cuatro hospitales públicos de Gran Canaria y Tenerife, por ejemplo, ingresan cada año una media de 24.000 pacientes en cada centro, una frecuentación muy alta si además, se suma la de los familiares y a los trabajadores. «Es indispensable realizar obras en los meses de verano porque –insistió el consejero– es necesario para la organización y mantenimiento de las instalaciones, que es imposible hacer en otra época del año».

  • 1

    ¿Le parece oportuno que la Armada exhiba las mayores maniobras del año en la playa de Las Canteras?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados