Fachada del hospital Materno Insular. / Juan carlos alonso

«¿Vamos a seguir viendo cómo el hospital se cae a pedazos con nuestros pacientes dentro?»

Los trabajadores del hospital Materno Infantil expresan su «sorpresa y y frustración» por el retraso de la ampliación del centro debido a un fallo de Sanidad en el concurso

CANARIAS7 Las Palmas de Gran Canaria

El personal sanitario del hospital Materno Infantil de Gran Canaria, el más obsoleto de Canarias, ha expresado su « sorpresa y frustración» ante la noticia del desistimiento del concurso para adjudicar las obras de la nueva Torre Infantil por un error de forma en las bases de la convocatoria elaborada por la Consejería de Sanidad.

En un documento que circula por las redes, los profesionales del área de Pediatría aseguran que son « muchos años ya los que llevamos ansiando la puesta en marcha y finalización» de la obra de ampliación y reforma del centro.

«¿Y ahora qué? ¿Debemos seguir esperando pacientemente por ella? ¿Cuántos años? ¿Y mientras? ¿Seguir viendo cómo el hospital se cae a pedazos con nuestros pacientes dentro?», señalan en el escrito en el que advierten de que tanto la sociedad canaria como los profesionales involucrados «merecen respuestas a estas preguntas ya».

En el comunicado, el personal sanitario recuerda que «el hospital Materno Infantil, que cuenta con 40 años, está francamente deteriorado, se ha quedado pequeño y no puede asegurar el cumplimiento de la Carta de Derechos del Niño Hospitalizado».

Además, los profesionales subrayan que llevan años reivindicando reformas y mejoras para este hospital, y «la única solución que aportan desde la Administración es esperar por la Torre Infantil».

Una obra que se vuelve a retrasar tras la resolución del consejero de Sanidad, Blas Trujillo, del pasado 3 de agosto de desistir del procedimiento de contratación para las obras de ampliación y reforma del hospital, dotado de 43 millones de euros, debido a un error en el pliego de condiciones advertido por una de las empresas licitantes.