Análisis en el Centro Nacional de Microbiología. / Ángel de antonio

Madrid clausura la sauna identificada como el principal foco de viruela del mono

Sanidad confirma 23 positivos más, que elevan el total de casos a 30, lo que convierte a España en el país con más enfermos

Álvaro Soto
ÁLVARO SOTO Madrid

El Ministerio de Sanidad ha informado este viernes de que 23 muestras más de casos sospechosos de virus del mono han dado positivo por viruela no humana en las pruebas PCR, lo que anticipa que se trata de pacientes de la nueva enfermedad, ya que no existe circulación de ningún otro tipo de viruela en España.

Así, ya son 30 las infecciones confirmadas por secuenciación en España (además de dos muestras sospechosas que volverán a analizarse). De esta manera, España se convierte por el momento en el país de Europa con más casos en este brote, que comienza a extenderse por todo el mundo. Por detrás están Reino Unido, con 20 confirmados, y Portugal, con cinco, pero el goteo es constante en todo el mundo: Italia ha notificado tres; Bélgica, dos y Estados Unidos, Francia, Suecia, Alemania o Australia, uno.

También aumentan los casos sospechosos, con 19 en Madrid, dos en Canarias, y uno en Andalucía, País Vasco y Castilla-La Mancha, pendientes de ser analizados por el Instituto Carlos III, que primero establece con una PCR si la muestra está contagiada por algún tipo de viruela y en caso de ofrecer un resultado positivo, luego determina por secuenciación si se trata de la del mono.

La Comunidad de Madrid, la más afectada hasta el momento, asoció este viernes uno de los brotes del virus a una sauna, según el rastreo realizado por la Dirección General de Salud Pública de la Consejería. La comunidad de Madrid decidió a última hora del viernes clausurar este establecimiento y llevar a cabo «un análisis más pormenorizado», con la información necesaria «para controlar contagios, cortar las cadenas de transmisión y preferentemente tratar de atenuar la transmisión del virus en la medida de lo posible», indicó el consejero de Sanidad madrileño, Enrique Ruiz Escudero.

En un informe sobre la situación de la viruela del mono, el Ministerio de Sanidad destaca que «hasta el momento, un elevado porcentaje de estos casos son hombres que han tenido relaciones en contextos sexuales de riesgo», aunque subraya que «no se puede excluir su transmisión en otros grupos poblacionales» y avanza que «en el contexto actual no se puede descartar la detección de más casos».

«Con el objetivo de disminuir el riesgo de transmisión se deben minimizar los comportamientos de riesgo asociados a la transmisión de este virus», insiste el departamento de Carolina Darias, que ha lanzado una alerta nacional y permanece en contacto con la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC).

En cualquier caso, la ministra quiso lanzar ayer un mensaje de tranquilidad sobre la situación de los enfermos. «La evolución de estas personas está siendo leve y, por tanto, no han necesitado ningún tratamiento específico», dijo Darias, que recordó que España ha iniciado el proceso para adquirir vacunas contra la viruela humana, que alcanzan una efectividad del 85% frente al virus del mono.

«Estamos valorando la viabilidad, la efectividad y la disponibilidad de las vacunas y de los antivirales», apuntó Darias. España prepara una vacunación de los contactos estrechos de los contagiados con un compuesto llamado Imvanex que fabrica el laboratorio danés Bavarian Nordic y que recibió luz verde de la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés) en 2013 solo para la viruela tradicional, aunque la FDA (el regulador de Estados Unidos) también la aprobó para la viruela del mono.