Carolina Darias, ministra de Sanidad. / EFE

Sanidad defiende solapar la vacunación de la gripe y el tercer pinchazo

Darias vaticina que en breve habrá autorización de la EMA para la inmunización por debajo de 12 años, pero rechaza adelantar un calendario

MELCHOR SÁIZ-PARDO y ÁLVARO SOTO Madrid

Sanidad no ve ningún problema en solapar la vacunación de la gripe este otoño con la campaña del tercer pinchazo contra el coronavirus para los mayores de 70 años que comenzará el próximo 25 de octubre. Es más, Carolina Darias dejó claro hoy tras su encuentro con los consejeros, que el ministerio no solo ve con malos ojos esa combinación sino que consideraría lo más lógico que las comunidades aprovecharan una única cita para hacer una doble inyección «en distintos brazos». Es «absolutamente factible», insistió Darias, dando su apoyo expreso al solapamiento del que todavía dudan algunas comunidades, al entender que no había una autorización expresa por parte de la Ponencia de Vacunas.

Según explicó Darias minutos después concluir el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS), Sanidad sí que considera que las inyecciones simultáneas contra el coronavirus y la influenza es un tema «resulto» y que la confluencia de ambas vacunas en una sola cita ya tiene la bendición tanto de la Ponencia de Vacunas como de la Comisión de Salud Pública desde que la semana pasada este último organismo dio luz verde al tercer pinchazo de Pfizer para los 6,8 millones de personas mayores de 70 años que viven en España a pesar de la oposición manifiesta de Madrid y Galicia y la abstención de otras cinco comunidades.

El acuerdo de la Comisión llegó un día después de que la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) avalara el uso de una dosis de refuerzo de Pfizer en la población general mayor de 18 años, seis meses después de completar la pauta.

Responsables de Sanidad explicaron hoy que la Ponencia de Vacunas ya se manifestó expresamente la pasada semana a favor del solapamiento de la vacunación de la gripe y del tercer pinchazo tras conocer a principios de octubre los resultados del primer gran estudio científico sobre la combinación de ambas fórmulas, que concluyó que simultanear ambos pinchazos no solamente no desencadena nuevos efectos secundarios desconocidos, sino que no altera la efectividad de las vacunas.

La investigación, dirigida por expertos del Centro de Ensayos de la Universidad de Bristol y de los Hospitales Universitarios de Bristol y Weston NHS Foundation Trust (UHBW), zanjó expresamente que «las respuestas inmunitarias tanto a la vacuna contra la influenza como a la covid se conservaron cuando se administraron juntas» y que las «reacciones fueron en su mayoría leves o moderadas». O sea, similares a los efectos adversos de las profilaxis sin combinarse.

«Preceptiva»

Darias resolvió una de las grandes dudas de esta nueva etapa de la vacunación, pero no quiso especular sobre la otra gran pregunta de la campaña de inmunización: ¿Cuándo se pinchará a los niños menores de 12 años? La ministra se mostró confiada en que en «breve» la Agencia Europea del Medicamento (EMA) autorice el doble pinchazo con Pfizer a los niños entre 12 y 5 años, pero no quiso adelantar un calendario concreto ni confirmar ni desmentir las informaciones que apuntan a que en noviembre puede haber un fallo del regulador.

Lo que sí que dejó claro la ministra a las comunidades es que Sanidad no se va adelantar a la decisión de la EMA. Darias, que recordó en que Sanidad considera «preceptiva» la «autorización» del regulador, subrayó que España irá de la «mano» de los «pasos a seguir» que marque el regulador.

La insistencia de la ministra de seguir al pie de la letra las recomendaciones de la EMA en la vacuna pediátrica contrasta con la decisión de Sanidad de desoír expresamente las directivas del regulador cuando, entre otras cuestiones, interrumpió la vacunación con AstraZeneca por debajo de ciertas edades o autorizó la mezcla de profilaxis a pesar de que el regulador rechazó expresamente esa práctica.

Tampoco desveló la ministra si el Gobierno central, a corto plazo y tal como recomiendan diferentes organismos, se plantea ampliar el tercer pinchazo a los trabajadores sanitarios o incluir a los mayores de 65 años en la campaña de la inyección de recuerdo en las próximas semanas .