Sánchez espera retirar «pronto» las mascarillas en interiores

Cataluña eliminará a partir del miércoles las cuarentenas escolares de los niños no contagiados

Álvaro Soto
ÁLVARO SOTO Madrid

Con el pasaporte covid en retirada y restaurados los aforos al 100% en los eventos deportivos, las principales restricciones que todavía están vigentes frente a la covid-19 son la obligación de las mascarillas en interiores y las cuarentenas de los contagiados. El progresivo descenso de los indicadores de la pandemia, aunque lento en el caso de las defunciones, ha abierto ambos debates, pero el Gobierno prefiere mantener la prudencia antes de establecer la relajación en estas medidas.

Pedro Sánchez reiteró este lunes que el fin de la mascarilla en interiores está en la agenda del Ejecutivo, pero sin dar plazos. «Será una buena medida que aprecie la sociedad española. Esperemos que sea más pronto que tarde», se limitó a afirmar el presidente en una comparecencia junto a la primera ministra danesa, Mette Frederiksen, de visita en España. La declaración contenía cierto simbolismo porque Dinamarca ha sido el primer país en decretar la nueva normalidad al acabar con todas las restricciones, incluyendo las mascarillas en interiores, gracias a sus altos índices de tercera dosis, aunque ahora afronta un repunte de contagios que invita a la cautela.

España está en altos niveles tanto de primovacunación como de dosis de refuerzo, pero el Ministerio de Sanidad, por ahora, no va a tomar decisiones similares a la del país escandinavo. Se hará «cuando lo digan la ciencia y los profesionales sanitarios», señaló Sánchez, que recordó que el foro en el que se debatirá el fin de las limitaciones será el Consejo Interterritorial. «El Gobierno acordará con las comunidades autónomas las medidas que vayan en la línea de recuperar la ansiada normalidad», remachó.

La situación de la pandemia mejora día a día, y permite regresar a algunos escenarios previos a la aparición del virus. Cataluña dio este lunes un paso en esa dirección al anunciar que a partir de mañana eliminará las cuarentenas escolares generales y solo se tendrán que confinar aquellos que den positivo, no los contactos estrechos. El Govern toma esta decisión con la oposición de Sanidad, que había pedido a las comunidades que no fijaran medidas unilaterales sin el paraguas del Interterritorial. «La pandemia nos ha demostrado que cuando estamos juntos, avanzamos más lejos. Este tipo de acuerdos deben ser de todos», dijo el miércoles la ministra Carolina Darias. En la última reunión, las comunidades aplazaron el debate sobre el fin de las cuarentenas escolares y la reducción de las cuarentenas para el conjunto de la población.

Mientras tanto, la incidencia en España continuó durante el fin de semana su descenso y se quedó en los 786,05 casos por cada 100.000 habitantes a 14 días, frente a 919,48 el viernes. Sanidad reportó 48.778 nuevos contagios, 20.000 menos que el lunes pasado, y la presión hospitalaria por pacientes covid siguió cayendo: 7,56% (7,84% el viernes) en planta y el 13,20% (13,79% el viernes) en las UCI. Los fallecimientos también descienden, ligeramente, pero se mantienen en cifras dramáticas, con 464 muertes notificadas durante el fin de semana.