Hospital de campaña montado en el recinto del hospital Arnau de Vilanova de Lleida. / EFE

Sanidad registra un repunte de 333 casos de Covid-19

España suma 97 focos activos de Covid-19 que afectan ya a 15 comunidades, aunque la preocupación sigue centrada en el de Lleida

Miguel Ángel Alfonso
MIGUEL ÁNGEL ALFONSO Madrid

La 'nueva normalidad' avanza en España a un ritmo marcado por el aumento de contagios y focos activos de coronavirus. El Ministerio de Sanidad ha notificado este viernes 333 nuevos casos de Covid-19 diagnosticados durante las últimas 24 horas, 92 más que los registrados el día anterior y el dato más alto desde el pasado 22 de mayo, cuando algunas provincias aún se encontraban en la fase 1 de la desescalada. La cifra preocupa especialmente en Cataluña (que sumó 81 nuevos positivos), Aragón (68), Andalucía (32) y Madrid (30), las comunidades que salen peor paradas. En total, se han registrado 253.908 infectados desde el inicio de la crisis sanitaria. De todos ellos, 55 profesionales de la salud han contraído la enfermedad en los últimos siete días.

Desde Sanidad siguen achacando este repunte a la detección de asintomáticos, que ahora suponen el 70% de los nuevos casos –según sostienen–, pero que entre marzo y mayo pasaban desapercibidos para el sistema sanitario. Sin embargo, el indicador de la incidencia acumulada (que mide la tendencia de la epidemia) continúa al alza y ayer alcanzó la cifra de 6,26 contagios por cada 100.000 habitantes durante los siete días anteriores, cuando jueves pasado se situaba en el 5,3 y el miércoles en el 4,9.

Una estadística que está relacionada directamente con los 96 focos del virus que actualmente permanecen activos en España. Como si fueran incendios sobre el mapa del país, el que más preocupa sigue siendo el de la comarca de El Segrià, en la provincia de Lleida, donde se encuentran aislados desde el pasado fin de semana 210.000 vecinos. Cataluña informó este viernes de 280 contagios nuevos en la zona afectada, un dato que parece contradecir al de Sanidad, que lo rebajó a 81 en toda la comunidad. El delegado de la Generalitat en Lleida, Ramon Farré, alertó además de que el crecimiento de número de positivos en los jóvenes de entre 15 y 29 años «es insostenible», pero aseguró que, por el momento, «no se están estudiando cambios en el confinamiento» de la región.

Mientras tanto, la situación pone a prueba la capacidad del hospital Arnau de Vilanova de la capital ilerdense, que ha llenado dos plantas con pacientes afectados por la Covid-19 y este viernes anunció que iba a abrir una tercera.

En Galicia y País Vasco, donde este domingo se celebran elecciones autonómicas, la situación sigue siendo delicada en la comarca lucense de A Mariña y en la localidad guipúzcoana de Ordizia. En la primera ayer los casos activos se elevaron a 182 y la Xunta decidió endurecer en el pueblo de Burela, que concentra al 80% de los infectados, la condiciones de confinamiento que afectan a 14 municipios de la zona, por lo que sus vecinos no podrán salir de los límites municipales en los próximos cinco días. Mientras que en la segunda, la cifra de positivos aumentó hasta 69.

Dos fallecidos por el virus

Madrid, que hasta ahora solo había notificado un rebrote (ya controlado), informó este viernes de otros tres. Uno relacionado con una empresa que afecta a cinco trabajadores y a dos familiares de estos;otro con origen familiar con siete positivos; y el último calificado como foco mixto, que se salda por ahora con cuatro afectados por la enfermedad. El ministro de Sanidad, Salvador Illa, insiste en que esta situación será habitual «mientras no tengamos una vacuna o tratamiento». E hizo un nuevo llamamiento a la tranquilidad porque, como afirmó, «si somos capaces de actuar rápido no debe preocuparnos».

Su departamento informó además de que total de fallecidos aumentó este viernes en dos en todo el país respecto a los contabilizados en el informe publicado el pasado jueves. Además, se registraron diez muertes relacionadas con la Covid-19 con fecha de defunción a lo largo de la última semana.