Muere a los 61 años el oncólogo Josep Baselga

Fue director médico del Memorial Sloan-Kettering Cancer Center de Nueva York y el primer director del Instituto De Oncología del Vall d'Hebron

COLPISA Barcelona

El oncólogo barcelonés Josep Baselga, actual director del área de Investigación y Desarrollo (I+D) para oncología de la compañía AstraZeneca, ha muerto este domingo a los 61 años, según ha hecho público el Hospital Vall d'Hebron de Barcelona en un comunicado. 'La Vanguardia' ha informado de que la causa de su fallecimiento ha sido la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob.

Afincado Estados Unidos, fue director médico del Memorial Sloan-Kettering Cancer Center de Nueva York y el primer director del Instituto De Oncología del Vall d'Hebron. Tras estudiar medicina en la Universidad Autónoma de Barcelona, inició su formación en Medicina Interna en el Hospital Universitario Vall d'Hebron, que completó en el Hospital Kings County de Brooklin y posteriormente en el área de oncología del Memorial Sloan Kettering de Nueva York.

Baselga regresó a España en 1996 como profesor titular de la UAB y coordinador y jefe del servicio de oncología médica de Vall d'Hebrón, donde, bajo su dirección, creó un departamento de oncología, que fue pionero y referente internacional, al integrar la asistencia a pacientes con un programa de investigación básica y clínica para trasladar a los enfermos de cáncer, con la mayor rapidez posible, los avances que se realizaban en el laboratorio.

Por iniciativa suya, creó el VHIO en 2006 y lo dirigió hasta su marcha a Estados Unidos, donde en 2010 se trasladó a Boston para dirigir la división de oncología, con más de cien investigadores, del Hospital General de Massachusetts, aunque lo compaginaba manteniendo la actividad científica en Vall d'Hebron.

Entre los años 2013 y 2018 asumió la dirección médica del Memorial Sloan Kettering Cancer Center de Nueva York y desde 2019 era el director mundial de I+D del Área de Oncología de la farmacéutica británica AstraZeneca.

Durante su trayectoria, recibió premios como el Rosenthal Family Foundation, el Pezcoller Award, el Premi Jaime I, la Medalla Trueta y el Premi Internacional de Catalunya.

En septiembre de 2018 dimitió de su cargo como director médico del Memorial Sloan Kettering (MSK) de Nueva York tras hacerse públicos sus vínculos con la industria farmacéutica, de la que recibió millones de dólares que no declaró, como obliga la ley.

«Temo que mi continuidad en el papel de liderazgo en la investigación se convertirá en una distracción excesiva para el hospital y su destacado equipo de investigadores», escribió Baselga en su carta de despedida, en la que también asegura que se responsabiliza «por haber fallado en hacer una declaración adecuada en publicaciones científicas y médicas y en encuentros profesionales».

Una investigación de la plataforma 'ProPublica' y del periódico 'New York Times' denunció que José Baselga había incumplido las reglas de divulgación financiera establecidas por la Asociación Estadounidense para la Investigación del Cáncer. Baselga no mencionó sus relaciones con las farmacéuticas cuando se refería a ellas en ensayos clínicos o en investigaciones sobre nuevos fármacos. Uno de los ejemplos que desvelaron estos medios ocurrió en la reunión anual de la Sociedad Estadounidense de Oncología Clínica en Chicago, en 2017, cuando Baselga subrayó los resultados de dos ensayos clínicos financiados por la empresa Roche y que otros expertos habían considerado «decepcionantes».