Una enferemera preparando una dosis de la vacuna contra la covid-19. / R.C.

Morant destaca los «buenos resultados» de la vacuna de Hipra ante ómicron

La ministra de Ciencia e Innovación ha argumentado que, al ser una vacuna de proteína recombinante, tiene «la capacidad de adaptarse» a las nuevas cepas

EP

La ministra de Ciencia e Innovación, Diana Morant, ha avanzado este martes que la vacuna del Covid-19 que está desarrollando la empresa Hipra presenta «muy buenos resultados y muy buena resistencia» frente a la variante ómicron del virus, aunque ha aclarado que se trata de resultados preliminares.

En declaraciones a los periodistas tras visitar la compañía catalana ubicada en Amer (Girona), Morant ha argumentado que, al ser una vacuna de proteína recombinante, tiene «la capacidad de adaptarse» a las nuevas cepas que vayan surgiendo.

«Me gustaría que fuera el año de Hipra», ha dicho la ministra, que ha destacado que la empresa está pendiente de recibir la autorización de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) para pasar a la fase III del ensayo clínico este enero.

De recibir dicha autrización, Hipra iniciará la siguiente fase en la que necesita 3.000 voluntarios y que se llevará a cabo en 15 hospitales españoles y también de otros países como Portugal e Italia, han detallado fuentes de la empresa.

La ministra ha explicado que, «si todo funciona bien», la empresa prevé tener la vacuna en el segundo trimestre de este 2022 con una capacidad de producción de 600 millones de dosis, cifra que podría doblar en 2023.

La mejor vacuna

Morant ha reivindicado textualmente que es una muy buena vacuna que «mejoraría las vacunas existentes» y en la que, según ella, tanto España como Europa tienen muchas esperanzas depositadas.

Según Morant, si esta vacuna sale será «la mejor vacuna» del mercado por su conservación de entre dos y ocho grados centígrados --precisa refrigeración y no congelación-- y porque su administración no necesita ningún tipo de preparación previa.

La Clínica Universidad de Navarra ensaya un tratamiento que «reduciría al mínimo» el contagio

La Clínica Universidad de Navarra (CUN) está desarrollando un estudio en el que un grupo de 100 pacientes se va a someter a un tratamiento de fotodesinfección nasal para «destruir el virus alojado en la nariz y evitar así que contagien a personas sanas».

Según ha informado la CUN en nota de prensa, el objetivo sería «reducir al mínimo la posibilidad de que las personas con Covid-19 contagien a otras en las fases iniciales de la enfermedad», para lo cual se está probando un dispositivo de la compañía canadiense Ondine Biomedical Inc. en pacientes que han dado resultado positivo en una prueba PCR y que no han requerido ingreso hospitalario. De esta forma, la Clínica Universitaria de Navarra sería el «primer y único hospital del mundo» en realizar un estudio de estas características.