Vídeo: EP

Moderna anuncia que su vacuna contra la covid tiene una eficacia del 94,5%

La empresa producirá 20 millones de dosis antes de final de año y no necesita ser conservada a una temperatura tan fría como la de Pfizer

Álvaro Soto
ÁLVARO SOTO Madrid

La farmacéutica norteamericana Moderna ha asegurado este lunes que su proyecto de vacuna contra el coronavirus funciona con una eficacia del 94,5%, ligeramente superior a las otras dos vacunas ya anunciadas, las de Pzifer-BioNTech y la Sputnik V rusa. Pero ahí no acaban las buenas noticias. Moderna ha afirmado que puede fabricar 20 millones de dosis antes de final de 2020, de manera que su inmunización, unida a las de las otras empresas, permitirá en el corto plazo la vacunación de los grupos de riesgo. Finalmente, no necesita una conservación a temperaturas tan frías como la de Pfizer.

La vacuna de Moderna, que necesita dos dosis, ya está en fase 3 (pruebas con humanos), dentro de un gran estudio llamado COVE en el que están involucradas 30.000 personas. Los resultados preliminares presentados este lunes se han obtenido de un conjunto de participantes pequeño. Moderna ha suministrado su vacuna a un grupo de 95 personas y a otro grupo similar les ha administrado un placebo. Entre los primeros sólo contrajeron covid cinco personas, mientras que en el segundo lo hicieron 90.

Además, entre las personas vacunadas, no hubo ningún enfermo grave de covid, frente a los once del grupo placebo. Sí registraron efectos secundarios como cansancio, dolor muscular o irritaciones cerca del punto de pinchazo el 10% de los vacunados tras recibir la segunda dosis, que se inyecta con una diferencia de 28 días respecto a la primera.

Al igual que la de Pfizer, la vacuna de Moderna utiliza una tecnología innovadora. Se inyecta en el organismo una molécula larga llamada ARNm o ARN mensajero, que está modificada genéticamente para producir en las células los antígenos (sustancia que desencadena la formación de anticuerpos) específicos para el virus que desatan la respuesta del sistema inmunitario.

La vacuna debe transportarse a 20 grados bajo cero y puede conservarse en un frigorífico a entre 2 y 8 grados durante un mes después de ser descongelada. Moderna tiene previsto producir 20 millones de dosis este año, y entre 500 y 1.000 millones en 2021. El avance ha sido desarrollado en colaboración con el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos (NIAID) y los institutos de salud de Estados Unidos, parte de los Institutos Nacionales de Salud (NIH) y el Instituto Biomédico.

Después del anuncio, la Unión Europea informó de que espera cerrar un acuerdo con Moderna próximamente. La semana pasada, Bruselas firmó con Pzifer/BioNTech su cuarto contrato de suministro (300 millones de vacunas), tras los ya suscritos con AstraZeneca, Sanofi-GSK y Johnson & Johnson.

España formará parte del proceso de producción de esta vacuna La planta ubicada en Madrid de Rovi Pharma Industrial Services proporcionará capacidad de llenado y acabado de viales de la vacuna que la compañía quiere comercializar para abastecer a los mercados de fuera de Estados Unidos a partir de 2021.

«El envasado es una parte vital de la fabricación de una vacuna y en esta fase crítica de la elaboración, España dispone de una gran capacidad con fábricas especializadas en el llenado de granel en viales o jeringas precargadas. Estas fábricas no solo realizan el llenado para vacunas que se consumen en España, sino también para vacunas como la de la gripe que se consumen en terceros países», según la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (AEMPS).

Rovi está autorizada por el Ministerio de Sanidad como fabricante de medicamentos de uso humano y de medicamentos en investigación, entre otras actividades, para la fabricación de medicamentos estériles, incluyendo medicamentos inmunológicos y biotecnológicos. Al situarse en territorio español, la AEMPS será la autoridad supervisora encargada de inspeccionar la planta de fabricación y liberación de lotes de esta vacuna.

El proyecto de Moderna se convierte en el tercero en ofrecer resultados exitosos. El lunes de la semana pasada, la farmacéutica norteamericana Pfizer y la empresa alemana BioNTech anunciaron que su vacuna tenía una efectividad del 90%, aunque este desarrollo tiene el inconveniente de requerir un transporte a unos 70 grados bajo cero. El miércoles, la compañía rusa Gamaleya aseguró que su proyecto Sputnik V tenía una eficacia del 92%. Estos porcentajes son muy altos si se tiene en cuenta que, por ejemplo, la eficacia de la vacuna de la gripe se sitúa en alrededor del 60%.

En todo el mundo, once proyectos de vacuna se encuentran ya en la fase más avanzada, la tres, incluyendo los de Pfizer, Moderna y Gamaleya. En total, 48 vacunas ya se están probando en humanos.

«Prudencia» ante los avances

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, se ha pronunciado sobre las noticias de la eficacia de la vacuna de Moderna pidiendo «prudencia» ante los avances.

A preguntas de los medios tras participar en el acto inaugural del nuevo hospital de Toledo en compañía de los Reyes de España, Illa ha reconocido que, si bien no tiene «más datos» que los conocidos en las informaciones, desde el Ministerio se está haciendo un seguimiento «de cerca». «Trabajamos con esta compañía en la Unión Europea. Es una de las siete vacunas que estamos negociando, con conversaciones avanzadas. Pero vamos a tener mucha prudencia«, ha señalado Illa.

Moderna se disparó en bolsa casi un 11 % en la apertura de los mercados tras el anuncio.