Un sanitario prepara una dosis de Moderna. / FOTO: Reuters | vÍDEO: ep

Moderna afirma que su vacuna podría perder eficacia contra Ómicron

Las farmacéuticas evalúan la capacidad de protección de sus compuestos frente a la variante y Pfizer afirma que podría disponer de un versión «en 95 días»

Álvaro Soto
ÁLVARO SOTO Madrid

El CEO de Moderna, Stéphane Bancel, afirmó ayer que la vacuna de su farmacéutica puede perder efectividad contra la variante Ómicron respecto a Delta. «Creo que la efectividad no va a estar al mismo nivel que con Delta», ha afirmado Bancel en el diario británico Financial Times.

«Creo que se va a producir una caída (de la efectividad). Todavía no sabemos cuánto porque necesitamos esperar a los dato, pero todos los cientificos con los que he hablado me dicen que lo que viene no va a ser bueno», ha asegurado el máximo responsable de Moderna, cuyas declaraciones han provocado alarma en los mercados, con caídas en las bolsas de Japón, Australia y también en España.

Mientras, Pfizer y Johnson & Johnson (que produce la vacuna de Janssen) han informado de que ya están trabajando en una nueva versión de sus vacunas contra la covid-19 para dirigirla específicamente contra Ómicron si las actuales fórmulas demuestran una caída de la efectividad.

El director ejecutivo de Pfizer, Albert Bourla, avanzó que su compañía podría tener preparada una nueva versión «en 95 días», aunque avisó de que «aún hay muchas cosas que se desconocen» sobre Ómicron y explicó que la firma hará pruebas sobre la eficacia de su compuesto frente a la nueva variante. «Sabremos lo esencial de lo que necesitamos saber en unas cuantas semanas», subrayó en una entrevista con la cadena estadounidense CNBC recogida por AFP.

«Por si protege menos y nos vemos en la necesidad de crear una nueva vacuna, hemos comenzado a trabajar desde el viernes. Hemos hecho nuestro primer modelo de ADN, que es la primera etapa del desarrollo de una nueva vacuna», indicó Bourla, que informó de que Pfizer ya ha creado dos nuevas versiones de su vacuna en menos de cien días, contra las variantes delta y beta, que finalmente no fueron usadas. El máximo responsable de Pfizer destacó que su grupo tiene capacidad para producir 4.000 millones de dosis al año.

Por su parte, Johnson&Johnson dijo «estar evaluando la eficacia de su vacuna contra el covid-19 frente a las variantes» y avanzó que «está trabajando en una vacuna más específica para ómicron, que desarrollará de ser necesario».