Mascarillas obligatorias en la playa y la piscina en Andalucía

El Gobierno regional contempla sanciones de 100 euros a quien no la lleve

CECILIA CUERDO / SEVILLA

El uso de mascarilla será obligatorio desde este miércoles en Andalucía tanto en los espacios públicos como en los cerrados, y aunque se mantengan las distancias de seguridad. Su uso será imprescindible también en los paseos por la playa o la piscina, y sólo se podrán quitar para el baño o cuando se comparta espacio con familiares, pero no con amigos. El incumplimiento de esta norma les costará a los andaluces una multa de 100 euros, según anunció el Gobierno regional.

«La mascarilla es un atuendo más, nos tenemos que acostumbrar a llevarla en la playa y en la piscina», resumió de forma gráfica el portavoz del Ejecutivo andaluz y consejero de Presidencia, Elías Bendodo. Junto al consejero de Salud, Jesús Aguirre, explicaron que la mascarilla «se debe llevar siempre que se pueda», aunque se cumplan las distancias de seguridad. La única excepción será en el núcleo familiar o las reuniones con personas convivientes, pero no así con amigos. La práctica deportiva individual también está exenta de llevarla, y salvo que sea un impediente, deberá portarse en las actividades deportivas en grupo.

La idea, explicaron desde la Junta, es que la ciudadanía se habitúe a su uso, pese al calor del verano, porque «es la medida higiénica sanitaria más importante que tenemos actualmente para luchar contra esta pandemia». Para ello, se deberá llevar incluso en la playa o la piscina, ya que como recordó Aguirre, en esos paseos se cruzan personas de diferentes unidades familiares y hay riesgo de contagio. De esta forma, habrá que llevarla para ir por ejemplo al chiringuito, o si se está en la sombrilla con amigos, pero no si se está solo con familiares con quienes se comparte techo, o se está tumbado en la toalla respetando la distancia de seguridad. Además, habrá que llevarla de forma obligatoria también en el lugar de trabajo o los medios de transporte.

El uso de mascarillas se incluye en el paquete de medidas de prevención aprobado por la Junta para hacer frente a los rebrotes del coronavirus y garantizar que la ciudadanía evita comportamientos que generen riesgos de propagación de la enfermedad. Este paquete incluye además la reducción del aforo, de nuevo, de los velatorios, tildados por el Ejecutivo como «la puerta de entrada» a los rebrotes. Y es que el masivo funeral de una joven en Granada a comienzos de mes se ha saldado hasta el momento con 55 contagiados y más de 500 pruebas PCR practicadas a los asistentes o personas en contacto con quienes acudieron. De esta forma, a partir de ahora los velatorios quedan reducidos a una asistencia de un máximo de 25 personas si se celebra al aire libre o diez si se desarrolla en un recinto cerrado.

«El virus no se ha ido, sigue la alerta sanitaria, y se mueve con las personas, de ahí los rebrotes que se están detectando, que están controlados», justificó el consejero de Salud, que reconoció también su preocupación por que se respeten los aislamientos, ya sean preventivos o por presencia de la enfermedad, por lo que se están estudiando medidas para forzar a su cumplimiento. En este sentido, Aguirre subrayó que deberán seguir las condiciones de aislamiento o cuarentena todas las personas que sean consideradas sospechosas o con probable infección por Covid-19 o que se encuentren pendientes de los resultados de pruebas diagnósticas por este motivo. También aquellas consideradas como infección activa o contacto estrecho de un caso sospechoso, probable o confirmado.