Los fiscales piden la suspensión de juicios no urgentes

La Asociación Profesional Independiente de Fiscales pide a la Fiscalía General del Estado «medidas para evitar que la enfermedad se extienda» en la profesión.

CANARIAS7 / LAS PALMAS DE GRAN CANARIA

La Asociación Profesional Independiente de Fiscales (APIF) ha remitido este martes un escrito a la Fiscalía General del Estado en el que solicita, ante la crisis de la epidemia del coronavirus que adopte «medidas eficaces para evitar que la enfermedad se extienda entre los fiscales, obligados en su quehacer diario a relacionarse con multitud de personas».

Entre tales medidas, los fiscales sugieren «la suspensión de todos los juicios y diligencias que no tengan carácter urgente» equiparándolos a unos servicios mínimos coordinándose la Fiscalía con el Consejo General del Poder Judicial y el Ministerio de Justicia.

Asimismo, la asociación de fiscales también sugieren instaurar el teletrabajo durante 15 días (incluido para las declaraciones por videoconferencia) y establecer un sistema de transporte para enviar las causas de los juzgados a los domicilios de los fiscales y la sugerencia de que se establezca un «sistema de voluntariado en cuanto a la realización de las guardias apelando a la solidaridad de quienes tengan menos cargas familiares».

También piden «ordenar a fiscales jefes, y exhortar a Salas de Gobierno u órganos de poder gubernativo en el poder judicial a que se limite la entrada en Juzgados y Fiscalías exclusivamente a las personas que tuvieren alguna actuación que cumplimentar sin acompañantes salvo causa justificada, que se restrinja el uso de ascensores al público, que la atención al público se limite con un número de funcionarios y que las vistas ordinarias -incluidas las necesarias en las Guardias- que sean precisas se celebren en las salas más grandes disponibles, a efectos de reducir en todo lo posible los riesgos para los trabajadores».