Las mascarillas se racionan en las farmacias: una cada tres días

El 80% de las boticas se une a la iniciativa del colegio de farmacia de «autorregular» la dispensación de mascarillas a través de la tarjeta sanitaria para evitar el acopio. Comunidades y Gobierno fijarán hoy el precio máximo de venta de los productos de protección incluyendo guantes y geles desinfectantes

Luisa del Rosario
LUISA DEL ROSARIO

Una por persona cada tres días. Esa es la recomendación que desde el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Las Palmas se ha hecho para aguantar durante estos días el stock de mascarillas en las boticas y que lleguen a «quien de verdad lo necesita», explica el presidente de la organización profesional, Juan Ramón Santana Ayala.

A la escasez en el mercado de este producto y a la recomendación de que se use en espacios cerrados y con gran afluencia de personas se une ahora la posibilidad de que el Gobierno atempere las medidas de confinamiento y permita, a partir del próximo unes, salir a los niños y niñas a pasear. Pare ello será necesario usar mascarillas, pero según Santana Ayala, «no hay existencias» de mascarillas infantiles.

De momento las que se pueden encontrar en las farmacias canarias son las llamadas «mascarillas quirúrgicas». Unas 500 por botica se repartieron este pasado fin de semana a través de las cooperativas y con ellas han empezado a aligerar la lista de espera que ya tenían. «Lo que hacemos es priorizar si hay pacientes más vulnerables o personas mayores, para intentar que llegue al mayor número de personas», señala el presidente de los farmacéuticos de Las Palmas.

«Lo que hemos impulsado es un sistema de autorregulación, tanto en el precio como en el número de mascarillas por persona. Hemos planteado un precio máximo relacionado con precio de coste de las mascarilla y ese precio máximo es de 0,95 euros para mascarillas quirúrgicas, aunque puede variar en función del tipo que se tenga. Y también pedimos que se entregue una por persona cada tres días», abunda Santana Ayala.

Esta dispensación se hace a través de la tarjeta sanitaria, de tal forma que las farmacias pueden comprobar si una persona ya ha comprado mascarillas en otra botica. «Es una forma de evitar que se acaparen», señala el presidente del colegio de farmacia de Las Palmas que, con estas medidas, se han adelantado a la orden que se espera emita hoy el Gobierno que pretende fijar el precio de mascarillas.

Santana Ayala reconoce que no hay existencias «para tanta gente» en la actualidad. Cuando preguntamos a las cooperativas siempre nos dicen que están pedidas, pero se desvían de un lado a otro y al final lo que sirven es la mitad de lo que habían pedido», lamenta.

Santana Ayala recuerda que esta es la «recomendación», que se ha hecho desde el Colegio. Tanto en el número de mascarillas a dispensar como en el precio, que es «prácticamente al coste», es «por ahora», porque puede que la próxima remesa venga a otro precio. Con todo, como ya adelantó la pasada semana Santana Ayala, el precio se ha multiplicado por cinco en esta crisis sanitaria. A esta iniciativa «voluntaria» se ha unido ya «el 80%» de las farmacias. Sin embargo, algunas tienen otro tipo de mascarillas que han logrado a través de sus propias vías.

La Comisión Interministerial de Precios de los Medicamentos, en la que participan representantes de las comunidades autónomas, re reunirá hoy para fijar también el precio máximo de venta al público guantes y geles hidroalcohólicos, otros de los productos más buscados como medidas de protección contra el coronavirus.

En esta reunión también se decidirá sobre algunos asuntos que dejó pendientes en la orden que publicó el domingo el Gobierno. Así, dispondrá cómo deben venderse las mascarillas quirúrgicas, que se presentan en cajas sin que estas estén empaquetadas de forma individual. Este tipo de mascarillas solo podrá venderse en las farmacias.

Sobre las mascarillas higiénicas, estas deberán ir acompañada de un folleto que explique cómo desinfectarlas y con qué productos.