Illa no aclara nada y llama a esperar a las órdenes

El ministro asegura que los detalles de la desescalada se irán conociendo durante la semana según se vayan publicando en el BOE las medidas. Sanidad especificará hoy cómo serán las salidas a la calle para hacer deporte y pasear

EFE / MADRID

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, no aclaró ayer las dudas existentes sobre el Plan para la Transición hacia una nueva normalidad que presentó 24 horas antes el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y que contempla una relajación de las medidas de confinamiento y de las restricciones a la movilidad por fases y que podrá producirse a varias velocidades entre las diferentes provincias e islas españolas.

En rueda de prensa desde el Palacio de la Moncloa, Illa se limitó a señalar que los aspectos pendientes de concreción se especificarán en las correspondientes órdenes que en su momento dictará el departamento que dirige. Hoy, según Illa, se conocerá la orden que autorizará desde este fin de semana las salidas individuales para hacer deporte y los paseos con las personas con las que uno convive, bajo una serie de condiciones. También ha abierto la puerta a introducir alguna nueva condición a los paseos ya permitidos para los menores de 14 años.

Pero el ministro no ha dado pistas sobre si piensa incorporar en la orden alguna de las sugerencias que le han hecho llegar ciertas Comunidades Autónomas, como que se regulen los paseos distinguiendo franjas horarios para los mayores, los niños y los deportistas con el fin de evitar posibles aglomeraciones a determinadas horas.

Tampoco aclaró, pese a que se le ha preguntado por ello, cuándo y en qué condiciones será posible visitar a familiares de cierta edad, como padres y abuelos. Todas estas cuestiones, repitió, quedarán establecidas en las correspondientes órdenes.

En cuanto a las críticas empresariales a la imprecisión del plan de desescalada, el ministro de Sanidad consideró que lo adelantado da a los negocios «un horizonte» para irse preparando la reapertura, algo que consideró suficiente por ahora.

Illa apeló a la unidad con el resto de administraciones que en este proceso de desescalada que empieza es «más importante que nunca». Además, insistió en que por parte del Ejecutivo no habrá «ningún tipo de reproche con ningún tipo de administración o partido político» y también ha advertido de que «no va a haber carreras por ver quién desescala más rápido», porque lo fundamental es «ir con control y con prudencia». «El Gobierno seguirá empeñado en buscar la unidad, especialmente en esta fase», dijo Illa.