Juan Carlos Alonso

El Hospital Insular pone en marcha una rehabilitación para los pacientes con covid persistente

El programa se desarrolla en un total de 18 a 22 sesiones, en días alternos, según la evolución del enfermo

EFE Las Palmas de Gran Canaria

El Servicio de Rehabilitación y Medicina Física del Hospital Universitario Insular de Gran Canaria ha puesto en marcha un programa de entrenamiento para los pacientes con covid persistente.

Según ha informado Sanidad este viernes en un comunicado, se trata de un programa de entrenamiento al esfuerzo similar al que realizan los pacientes cardiópatas o respiratorios en la Unidad de Rehabilitación Cardiorrespiratoria del centro que mejora la capacidad funcional de los pacientes con el síndrome post-covid-19.

«Los pacientes que se benefician de este programa siguen un protocolo de evaluación que se realiza antes y después de comenzar las sesiones, con la realización de un test de la de marcha, una ergometría de consumo de oxigeno, valoración de la fuerza y un test de calidad de vida«, apunta la Consejería.

Añade que la disnea y la fatiga son los principales síntomas que presentan los pacientes con covid persistente tras pasar la infección por el SARS-CoV-2, cuando éstos y otros síntomas persisten más de doce semanas tras la infección y no se explican por otra causa.

Los especialistas de la Unidad revisaron durante el estudio a un total de 21 pacientes, el 52,4% hombres y el 47,6% mujeres, con una edad media de 57,6 años. En la actualidad los profesionales ya han atendido a más de 40 pacientes que han mejorado su calidad vida y capacidad física, haciendo posible la reinserción laboral.

La sintomatología más frecuente referida por los pacientes fue: fatiga (86,3%), disnea (86,36%) y opresión torácica (36.3%).

«El entrenamiento comienza con la toma de constantes basales, una sesión de entrenamiento al esfuerzo con una fase de calentamiento inicial, entrenamiento cardiovascular al esfuerzo en cinta, bicicleta o silla, entrenamiento de fuerza y estiramientos, además se realiza una sesión de educación en técnicas respiratorias», señala la nota.

El programa se desarrolla en un total de 18 a 22 sesiones, en días alternos, según la evolución del paciente.

Esta iniciativa llevada a cabo para analizar si el protocolo de entrenamiento al esfuerzo que se aplica habitualmente en la Unidad de Rehabilitación Cardiorrespiratoria a pacientes cardiópatas o respiratorios ha confirmado que beneficia a los pacientes con síndrome post-covid-19.

El estudio ha sido desarrollado por dos médicos especialistas en Rehabilitación y Medicina Física del Hospital Universitario Insular de Gran Canaria, dos fisioterapeutas, dos enfermeras y un médico residente de cuarto año, que han sido reconocidos con el segundo premio nacional a la mejor comunicación oral de la Sociedad Española de Rehabilitación Cardiorrespiratoria (SORECAR).