Vacunación contra la viruela del mono. / E. P.

Europa permite inmunizar a cinco personas con cada vacuna de viruela del mono

La medida relanzará de forma notable las campañas autonómicas para romper la cadena de contagios, hasta ahora atenazadas por la escasez de suero

Alfonso Torices
ALFONSO TORICES Madrid

La Agencia Europea del Medicamento (EMA) atendió hoy los requerimientos de varios países, entre ellos los de España, y autorizó el uso del método de aplicación de la vacuna contra la viruela del mono que permite inmunizar a cinco personas con cada dosis de las que ahora son inoculadas a un solo individuo.

Gracias a la autorización de la EMA, una solución de urgencia permitida hace diez días por su homóloga norteamericana, la FDA, los servicios de salud autonómicos podrán disponer de un número de vacunas abundante para tratar de cortar con mayores opciones de éxito la expansión de un brote que acumula unos 6.000 positivos en España desde mayo pasado.

Con las dosis que hay en los almacenes , convenientemente multiplicadas por cinco, las consejerías tendrían suero para inmunizar de forma preventiva a los españoles en mayor riesgo de contraer la enfermedad, para romper la cadena de contagios, y también para dar el pinchazo a los contactos directos del ya infectado, evitando así no solo nuevas infecciones sino también que desarrollen una modalidad grave de la enfermedad.

La enorme escasez actual de dosis se debe a que solo existe un laboratorio en el planeta que fabrique vacunas contra la viruela (eficaces también en la variante del mono), Jynneos, que en los últimos tres meses ha recibido un alud de encargos de todo el mundo, que le han desbordado pues es incapaz de satisfacer. Está sirviendo pedidos a cuentagotas, insuficientes a todas luces para plantear una lucha preventiva eficaz que corte la expansión de los contagios.

La EMA, en su resolución, otorga credibillidad al estudio de Jynneos que defiende que si su suero se inyecta de forma intradérmica (en las primeras capas de la piel) en vez de por vía subcutánea (en el músculo), que era hasta ahora el procedimiento recomendado por la propia firma, se consigue que con una quinta parte de la dosis de la vacuna (0,1 mililitro en vez de 0,5) se logre en el receptor una inmunización similar a la que se alcanza hoy con la dosis completa.

Enrojecimiento y dolor

El organismo de la UE, como únicas pegas, señala que el método de urgencia no aporta datos sobre sí también logra «una inmunidad celular» y que, en cambio, es seguro que la administración intradérmica supondrá mayor enrojecimiento y dolor en la zona del pinchazo. Para maximizar el aprovechamiento del suero y reducir los efectos secundarios del método de administración, aconseja que la inoculación se haga con jeringuillas de bajo volumen muerto y que la operación la realicen profesionales con experiencia en este tipo de inyecciones.

El Ministerio de Sanidad ha distribuido en los últimos días entre las autonomías 7.110 dosis subcutáneas de la vacuna Jynneos, que se suman a las 5.200 que ya tienen dese hace semanas y con las que comenzaron a inmunizar a los ciudadanos con mayor riesgo de infección-hombres de menos de 45 años que mantienen relaciones sexuales con otros hombres- y a los contactos estrechos de los contagiados, en especial si se trata de niños, embarazadas o inmunodeprimidos, que son los candidatos a padecer secuelas más graves. El ministerio avanzó que en el último trimestre de 2022 podrá distribuir entre las autonomías algunos miles más de dosis subcutáneas, que llegarán a la UE en una tercera compra centralizada.

La vacuna Jynneos (distribuida en Europa con el nombre comercial Imvanex) contiene un forma modificada del virus Ankara, un virus de la misma familia que la viruela y la viruela del mono que no causa enfermedad en humanos. Debido a estas similitudes, el cuerpo humano tras su inoculación es capaz de generar anticuerpos contra estas enfermedades.