Oficina de salud mental en Miranda de Ebro (Burgos). / AVELINO GÓMEZ

Un 20% de los españoles tiene riesgo de sufrir pensamientos suicidas

Según el V Estudio Salud y Vida 2022 de Aegon, el 31 % de españoles cree que su salud mental empeoró este año

Antonio Paniagua
ANTONIO PANIAGUA Madrid

Las mujeres tienen una peor percepción de su salud mental que los hombres. Conforme se cumplen años, las expectativas sobre la cuestión mejoran. Así se concluye en el V Estudio Salud y Vida 2022 de Aegon, que pone de relieve que el 20% de la población española puede tener riesgo de sufrir pensamientos suicidas por culpa del estrés y la ansiedad. El estudio sostiene que el 31% de los ciudadanos están persuadidos de que su salud mental empeoró en el presente año.

Más del 70% de los encuestados se han sentido nerviosos, angustiados o muy tensos en el último año, aunque de manera poco frecuente. A su vez, más del 60% confiesa poco interés por hacer cosas, ha experimentado un decaimiento o ha llorado durante el último año, si bien menos de la mitad de los días. Por añadidura, el riesgo de ansiedad (27,9%) supera al de padecer estrés (22,9%).

Además, la proporción de personas cuya mente coquetea con quitarse la vida supuso el 30,7% entre los jóvenes de entre 18 y 25 años, proporción que alcanzó un 30% en aquellos que tienen entre 26 y 40 años. En el caso de los mayores de 65 años, ese riesgo alcanza al 11,9%. Asimismo, un 27,2% de las personas que cree que su situación económica ha empeorado fantaseaba con ideas suicidas.

Por comunidades autónomas, Extremadura y Castilla y León son los territorios en que se encontraron más interrogados con síntomas de depresión, con indicadores del 30,2 y el 29,7%, respectivamente. Por su parte, Castilla la Mancha registró el mayor porcentaje de encuestados con síntomas de ansiedad (34,8%), por delante de Extremadura, con un 34,2%. Por el contrario, las regiones en las que se apreciaron menos casos probables de depresión y ansiedad fueron Murcia (11,6%) y Aragón (16,5%). En el caso de ideación suicida, Canarias encabeza el ranking, con un 31,9%. Los autores del trabajo creen que sería necesario estudiar si este sentimiento está relacionado con la devastación causada por el volcán de la Palma.

Estrés postraumático

Quienes han vivido una situación gravemente estresante suman un porcentaje minoritario, pero aun así relevante (39,4%). Además, siete de cada diez personas que han pasado por este trance presentan sintomatología propia del estrés postraumático. A pesar de estos datos, tres de cada cuatro interrogados que padece un caso probable de ansiedad o depresión percibe que ahora hay cosas en sus vidas que valoran más que antes.

El porcentaje de personas que ha sufrido un episodio muy estresante es mayor entre mujeres jóvenes, los que tienen hijos, quienes se han quedado sin empleo o han estado en ERTE y los que piensan que su situación económica ha experimentado un quebranto. El 48,5% de los jóvenes de 18 a 25 años afirma haber estado expuesto a este tipo de eventos, mientras que el 25,6% de los mayores de 65 años han vivido idéntico trance.

Más de la mitad los consultados (50,9%) asegura que no hace nada en concreto para mejorar su bienestar psicológico o emocional. Solo el 11% de los que han tomado medidas declara haber recurrido a la ayuda profesional de un psicólogo, lo que presenta un 2,7% más que el año anterior. Por lo demás, la decisión más mencionada sigue siendo el cambio de rutinas y de hábitos (29,3%). Por otro lado, el 17,1% de los participantes señala que realiza actividades dirigidas a mejorar personalmente, como leer libros de autoayuda o realizar ejercicios de respiración y relajación. Los psicofármacos son utilizados por un 11,5% de los encuestados, una práctica que desciende respecto al año pasado.