La ministra Carolina Darias, durante su comparecencia. / ep

España comienza a recibir tratamientos y vacunas contra la viruela del mono

El Ministerio de Sanidad ampliará la salud bucodental pública a todos los menores de 14 años

Álvaro Soto
ÁLVARO SOTO Madrid

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha anunciado que España ha recibido este jueves los primeros antivirales contra la viruela del mono. Se trata de un medicamento llamado tecovirimat, fabricado por la farmacéutica estadounidense SIGA y que se comercializa con el nombre de Tpoxx.

Esta primera remesa, «pocas unidades», ha especificado Darias, está dirigida al «uso compasivo», es decir, a pacientes graves, aunque por el momento, España solo ha registrado casos leves de la enfermedad. Según los últimos datos, de este mismo jueves, Sanidad ha detectado 156 positivos, 14 más que el miércoles.

Los fármacos han comenzado a llegar tras una compra centralizada que ha coordinado la Autoridad Europea de Preparación y Respuesta ante Emergencias Sanitarias (HERA, por sus siglas en inglés), un ente creado durante la pandemia que entonces suministró las vacunas contra la covid-19 a los países.

También a través de la HERA llegarán «de forma inmediata» las primeras 200 vacunas contra la viruela humana, que se podrán utilizar contra la viruela del mono, ha anunciado Darias. El organismo europeo las ha adquirido al laboratorio danés Bavarian Nordic, el único que dispone de autorización de la Agencia Europea del Medicamento (EMA) para comercializar la vacuna contra la viruela humana, llamada Imvanex, un compuesto que proporciona hasta un 85% de eficacia contra el virus del mono.

Además, el Ministerio de Sanidad planea extender la atención pública de la salud bucodental a más población. El departamento de Carolina Darias presentará el próximo miércoles al Consejo Interterritorial una propuesta para aumentar la cartera de servicios comunes del Sistema Nacional de Salud, esto es, las prestaciones que todos los sistemas sanitarios autonómicos deben ofrecer, que incluye el cuidado de la boca para todos los niños y adolescentes de hasta 14 años (hay comunidades que no lo tienen), embarazadas, personas con discapacidad intelectual, personas con una discapacidad limitante de la movilidad de los miembros superiores que impidan el correcto autocuidado necesario para alcanzar y mantener una adecuada salud bucodental y personas con procesos oncológicos del territorio cervicofacial.

Durante su comparecencia en la Comisión de Sanidad del Congreso, la ministra Carolina Darias adelantó que la atención odontológica será «universal y gratuita» para siete millones de personas. «Los problemas bucodentales están relacionadas con enfermedades cardiovasculares, diabetes, cáncer, neumonía obesidad o parto prematuro, pero la atención bucal no es asequible para toda la población», reconoció Darias, que calificó esta medida como «una de las más importantes de cualquier legislatura». «La prevalencia de la caries, la periodonditis (infección de las encías que puede dañar el hueso de los dientes) o la pérdida dental afectan al 45% de la población mundial, el mayor porcentaje de una enfermedad no transmisible», resaltó.

Este nuevo servicio público supondrá para los beneficiarios «revisiones periódicas de la boca, determinación del riesgo de sufrir caries, aplicación de sustancias remineralizantes y antisépticas, cierre de fosos y fisuras y curación de obstrucciones y lesiones», detalló la ministra, que explicó que en los Presupuestos del Estado ya está incluida una primera partida de 44 millones de euros para iniciar la ampliación. Sanidad subraya que esta iniciativa «disminuirá el gasto directo que asume la población al ir al dentista».