Una sanitaria vacuna a un hombre contra la viruela del mono en Países Bajos. / EFE

España pide inmunizar contra la viruela del mono a cinco personas por dosis

Mientras espera la respuesta de la Agencia Europea del Medicamento, Sanidad repartirá entre las autonomías las 7.110 nuevas vacunas recibidas este miércoles

Alfonso Torices
ALFONSO TORICES Madrid

España ha pedido a los responsables farmacológicos de la Unión Europea que le autoricen a utilizar el método de aplicación de la vacuna contra la viruela del mono que permitiría inmunizar a cinco personas con una dosis de las que hoy en día son inoculadas a un solo individuo.

Si la Agencia Europea del Medicamento (EMA) da en los próximos días el visto bueno a este procedimiento, que ya ha sido permitido como solución de urgencia por su homóloga norteamericana, la FDA, los servicios de salud autonómicos españoles podrían disponer de un número de vacunas bastante para cortar con altas posibilidades de éxito la expansión de este brote que acumula 5.162 positivos en España desde mayo pasado.

Con las nuevas dosis que en los próximos días llegarán a los almacenes autonómicos, convenientemente multiplicadas por cinco, las consejerías tendrían suero suficiente como para inmunizar de forma preventiva a los españoles en mayor riesgo de contraer la enfermedad, lo que rompería la cadena de contagios, y también para dar el pinchazo a todos los contactos directos del ya infectado, evitando así no solo nuevas infecciones sino también que desarrollen una modalidad grave de la enfermedad.

Se trataría de una excelente noticia sanitaria, pues en este momento solo existe un laboratorio en el planeta que fabrique vacunas contra la viruela (eficaces también en la variante del mono), Jynneos, que en los últimos tres meses ha recibido un alud de encargos de todo el mundo, que le ha desbordado y es incapaz de satisfacer. Está sirviendo pedidos a cuentagotas a los diferentes Estados, insuficientes a todas luces para que los países, incluida España, puedan plantear una lucha preventiva eficaz para cortar la expansión de los contagios.

La Agencia Española del Medicamento ha pedido a su homóloga europea que, «lo antes posible», analice si hay evidencia científica suficiente en las pruebas realizadas por Jynneos que pretenden dar una salida de urgencia a este problema de salud que ha obligado a aprobar una alarma planetaria de la OMS.

El laboratorio dice que tiene un estudio que demuestra que si su suero se inyecta de forma intradérmica -superficialmente, en las primeras capas de la piel- en vez de por vía subcutánea -en el músculo-, que es como hoy en día el procedimiento indicado por la propia firma, se consigue que con una quinta parte de la dosis de la vacuna que se comercializa se consiga en el receptor una inmunización contra el virus similar a la que se logra hoy con la dosis completa.

España pide a la EMA que compruebe a la mayor velocidad el rigor de estas pruebas y que, en caso positivo, emita, como ya ha hecho la FDA, una recomendación con sistema provisional de inyección del suero intradérmico que permita una respuesta y un uso «armonizado» en todos los países miembros.

El Ministerio de Sanidad impulsó esta petición el mismo día que recibió de los almacenes de Bruselas 7.110 nuevas dosis subcutáneas de la vacuna Jynneos, que comenzará a repartir en los próximos días a todos los sistemas autonómicos de salud y que se suman a las 5.200 que ya remitió hace semanas y con las que las comunidades han comenzado a inmunizar a ciudadanos con mayor riesgo de infección -hombres de menos de 45 años que mantienen relaciones sexuales con otros hombres- y a los contactos extrechos de los contagiados, en especial si se trata de niños, embarazadas o inmunodeprimidos, que son los candidatos principales a padecer secuelas más graves.

Tercera entrega, en otoño

Estas 7.110 dosis, como las 5.000 anteriores, son la cuota que a España le ha tocado en la compra centralizada que a Jynneos le ha realizado la Comisión Europea para repartir después, según criterios demográficos y epidemiológicos, entre los estados miembros. Sanidad anuncia también que la Comisión, a petición de los Estados miembro, ha ampliado este primer contrato con la farmacéutica en 54.530 dosis más, que se distribuirán entre los países durante el último trimestre de 2022. Adicionalmente, la UE ha habilitado un mecanismo para la donación de vacunas entre Estados miembro en caso de ser necesario.

La vacuna Jynneos (distribuida en Europa con el nombre comercial Imvanex) contiene un forma modificada del virus Ankara, un virus de la misma familia que la viruela y la viruela del mono que no causa enfermedad en humanos. Debido a estas similitudes, el cuerpo humano tras su inoculación es capaz de generar anticuerpos contra estas enfermedades.