El control de los centros de mayores y los hospitales, claves en Canarias

PCR a sospechosos, control en centros de mayores y capacidad hospitalaria, claves del paso de Canarias a Fase 2.

EUROPA PRESS /SANTA CRUZ DE TENERIFE

La alta cantidad de pruebas PCR a casos sospechosos de coronavirus, el control en centros de mayores y la capacidad hospitalaria determinaron el paso de Canarias a la Fase 2 de la desescalada, según apuntan los informes del Ministerio de Sanidad hechos públicos este lunes y recogidos por Europa Press.

En el caso de Tenerife, por ejemplo, se detectaron 1.291 casos sospechosos en la red de Atención Primaria y todos fueron testados con pruebas PCR --con un 1% de positivos--, porcentaje que en Gran Canaria se situó en el 96% y una positividad del 2,7%, en el 100% en Lanzarote y La Palma y un 73% en Fuerteventura.

En cuanto a las camas de hospitalización entre el 11 y el 17 de mayo, Fuerteventura acumulaba la mayor tasa de ocupación con un 85% mientras que en las UCI, Tenerife y Gran Canaria tenían un 63% y un 69%, respectivamente.

Además, en caso de necesidad, Tenerife podría habilitar 194 camas de críticos, Gran Canaria, 203, Lanzarote, 28, Fuerteventura, 40 y La Palma, 35.

En cuanto a los centros sociosanitarios, se ha hecho un cribado entre trabajadores y residentes con pruebas PCR y test de anticuerpos y no se habían registrado casos durante los últimos 14 días.

El ministerio resalta que Salud Pública ha adaptado su software a la plataforma SIVIES para el envío de información diaria y reforzado recursos humanos y materiales si bien ve necesario automatizar el envío de datos del seguimiento de los contactos.

En La Gomera, El Hierro y La Graciosa se destaca que las dos primeras llevaban 28 días sin casos positivos entre el 6 y 12 de mayo --La Graciosa nunca ha tenido-- y entre las tres no tienen ni fallecidos, ni ingresos en UCI, ni personal sanitario contagiado.

A todos los casos sospechos, 15 en total entre La Gomera y El Hierro, se les realizó la prueba PCR y con resultado negativo mientras que las camas de hospitalización rondaban el 40% y hay capacidad de generar camas de críticos en 24 horas.

Acerca de los centros de mayores el informe resalta que se han hecho pruebas PCR a trabajadores y residentes y no se han registrado casos positivos desde que se inició la pandemia.