Borrar
Imagen de archivo de un mosquito Aedes aegypti. C7
Detectan el segundo ejemplar de un mosquito tigre en Tenerife

Detectan el segundo ejemplar de un mosquito tigre en Tenerife

Es el segundo que se detecta tras el episodio registrado de cuatro ejemplares en un invernadero de Tacoronte a principios del mes de septiembre | Fue capturado en una vivienda de la capital tinerfeña

CANARIAS7

Santa Cruz de Tenerife

Martes, 26 de septiembre 2023, 11:22

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

La Consejería de Sanidad, a través de la Dirección General de Salud Pública, ha activado de nuevo el protocolo previsto en el Sistema de Vigilancia Entomológica de las islas tras detectarse un ejemplar adulto de la especie 'Aedes albopictus' en una vivienda de la capital santacrucera.

Se trata del segundo caso de detección de mosquitos de la especie 'Aedes albopictus' en Canarias, tras el episodio de Tacoronte a principios de este mes de septiembre.

El protocolo del Sistema de Vigilancia Entomológica se activó este lunes 25 de septiembre tras recibir un aviso por una fuerte reacción inflamatoria causada por la picadura de un mosquito, en el que se adjuntaba además imagen del ejemplar capturado en una vivienda de Santa Cruz de Tenerife.

El personal investigador del Instituto de Enfermedades Tropicales y de Salud Pública de Canarias, de la Univeridad de La Laguna, recolectó ayer un ejemplar de mosquito capturado e inspeccionó la vivienda, en la que se colocaron oovitrampas y una trampa de adultos BG-sentinel. No se detectaron en esta inspección de la vivienda afectada más ejemplares adultos, ni larvas.

El ejemplar recolectado es un adulto hembra, identificado morfológicamente como perteneciente a la especie Aedes albopictus, tras su análisis en el Laboratorio de Entomología Médica del Instituto Universitario de Enfermedades Tropicales y Salud Pública de Canarias.

Activación en centros de salud y oficinas de farmacia

Se ha procedido a informar a los centros de salud y oficinas de farmacia en un perímetro de 500 metros alrededor de la vivienda, para que estén especialmente vigilantes ante la aparición de picaduras anormales y procesos febriles en personas que hayan viajado recientemente a zonas geográficas en las que circulan enfermedades susceptibles de su transmisión a través de mosquitos que actúan como vectores, como el dengue o el Chikungunya. En Canarias, esas enfermedades no circulan, detectándose esporádicamente casos importados.

Con la colaboración del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, se han revisado y tratado imbornales, bocas de riego, parques, jardines y barrancos en la zona alrededor de la vivienda en la que se ha recolectado el ejemplar, y se continúa con la vigilancia contínua en la zona.

Inspectores de Salud Pública del Área de Salud de Tenerife y técnicos del laboratorio de Entomología Médica del Instituto de Enfermedades Tropicales de la ULL proceden en este martes, con el apoyo de la policía local, a la inspección en las viviendas y empresas situadas en el perímetro de 100 metros alrededor de la casa de la notificante.

Colaboración ciudadana

La colaboración ciudadana es especialmente importante en estos momentos para evitar la proliferación de puntos de cría y para la identificación de posibles ejemplares.

La ciudadanía puede enviar fotos de sospechas de presencia del Aedes o imágenes de fuertes reacciones inflamatorias por picaduras si se produjeran, a la cuenta de correo vectores.scs@gobiernodecanarias.org, indicando el lugar geográfico exacto en el que se ha localizado y un número de teléfono de contacto.

Como identificar a la especie

Los mosquitos Aedes son más pequeños que los mosquitos comunes, de un color más oscuro, con bandas plateadas en el cuerpo y patas a rayas blancas. Suelen picar a primeras horas de la mañana o al atardecer y no emiten el zumbido típico del mosquito común

Las hembras son las que pican ya que necesitan alimentarse de sangre para reproducirse. También necesitan agua (puntos de cría) para completar su desarrollo. En el agua depositan sus huevos, de los que emergerán las larvas que luego se transformarán en pupas (ambas acuáticas) y que finalmente se convertirán en mosquitos. Cualquier punto de acumulación de agua o charco puede servir de criadero, por lo que es vital eliminarlos.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios