Darias y Simón, en el Consejo Interterritorial. / EFE | Vídeo: EP

Darias descarta por ahora eliminar mascarillas en exteriores y reducir las cuarentenas

La incidencia cae 73 puntos y se queda en 3.194 casos y los nuevos contagios ascienden a 133.000 mientras Sanidad registra 215 fallecidos

Álvaro Soto
ÁLVARO SOTO Madrid

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, descarta por el momento una reducción de la cuarentena que deben guardar los enfermos de covid-19, un periodo fijado ahora en siete días. Rebajar este plazo «es una propuesta inmadura», afirmó la ministra tras la reunión del Consejo Interterritorial de Salud, donde este miércoles, desveló, tan solo un consejero puso sobre la mesa esta propuesta. «Tenemos que ser conscientes del momento en que nos encontramos. Seguiremos con los siete días de cuarentena mientras la incidencia acumulada esté en niveles elevados», apuntó Darias.

Aunque España parece haber alcanzado el pico de la ola, con ligeros descensos en los últimos días, la incidencia permanece por encima de los 3.000. En concreto, llegó a los 3.194 casos por cada 100.000 habitantes a 14 días, pese a caer 73 respecto a la jornada anterior.

En general, los datos de la pandemia son malos. Los contagios continúan en máximos, con 133.553 nuevos positivos contabilizados ayer (9.529.320 desde marzo del año pasado), mientras que los fallecimientos muestran un aumento respecto a las semanas previas. El departamento de Darias registró 215 decesos más, que elevan el total de la pandemia, a 92.591.

Así, no es momento de relajar ninguna de las restricciones que todavía están vigentes, insistió la ministra. Eliminar la obligación de la mascarilla en exteriores tampoco se plantea y de hecho, explicó Darias, ni siquiera fue nombrada en el Consejo Interterritorial. «Esta restricción se estableció cuando nos encontrábamos con una incidencia de 700 casos y ahora estamos cuatro veces por encima. Dijimos que estaría el tiempo imprescindible y así será», afirmó la ministra.

Una vez más, Darias pidió a las personas que todavía no han recibido la dosis de refuerzo, más de 15 millones, que la soliciten lo antes posible, pero en cambio, dejó para más adelante la posibilidad de que los residentes en centros de mayores tengan una cuarta dosis. «Iremos con calma y paciencia», aseveró. Y sobre la última polémica, el cambio de cuatro semanas a cinco meses para la administración de la tercera dosis en las personas contagiadas, la ministra dijo que la decisión se ha tomado «porque ha habido una nueva propuesta de los expertos».