La combinación de dos virus, posible origen de la hepatitis infantil

La enfermedad deja dos niños fallecidos y 52 pacientes en España, el país con más casos de la UE y el segundo de Europa tras Reino Unido

Álvaro Soto
ÁLVARO SOTO Madrid

La alerta sanitaria provocada por la irrupción de una hepatitis infantil de origen desconocido se ha rebajado en España en las últimas semanas, pero todavía aparecen casos esporádicos. El Ministerio de Sanidad ha registrado 52 infecciones de esta enfermedad durante 2022, cuatro de ellas en el último mes, según el último informe publicado por el departamento de Carolina Darias.

De esta manera, España se convierte en el país con más pacientes en la Unión Europea y el segundo del continente, solo por detrás de Reino Unido, primer foco de esta patología que se halló en abril y donde se han tratado a 278 enfermos, de acuerdo a los datos del Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC, por sus siglas en inglés).

La tendencia en la notificación de casos es descendente desde que se alcanzara el pico en mayo y junio, pero la hepatitis ha dejado en España dos fallecidos, dos niños, varones de uno y seis años. Habían recibido un trasplante de hígado, igual que otro menor, que no murió. El informe de Sanidad apunta que la edad media de los casos en investigación se ha situado en los cinco años (44 de los 52 atendidos tenía menos de 10 años), y siete de ellos eran menores de un año, incluyendo dos neonatos de tres y cinco días (ingresados en UCI) y un niño de 48 días.

No había entre los casos ningún vínculo epidemiológico, o sea, los pacientes no tenían relación entre ellos, lo que lleva a los expertos a creer que la enfermedad no se contagia entre humanos. Además, de los casos estudiados, el 63,5% ha ocurrido en niñas y el 36,5%, en niños.

La tendencia en la notificación de nuevos casos es descendente desde que en mayo y junio se alcanzara el pico

Los síntomas más frecuentes entre los enfermos fueron malestar (64% de los casos), vómitos (60%), fiebre (60%) y dolor abdominal (48%). También se notificó ictericia (coloración amarilla en la piel, las membranas mucosas o los ojos) en el 46%, diarrea en el 33%, síntomas respiratorios en el 30% y rash (erupciones cutáneas en la piel) en el 22%.

El origen de esta hepatitis infantil permanece todavía entre sombras, pero la principal hipótesis que maneja el ECDC es que la enfermedad se produce por la combinación de dos virus, el adenovirus tipo 41 y el virus adenoasociado (AAV2). «Posiblemente se trata de un cofactor inmunológico que desencadena una infección más grave o un daño hepático», subraya el organismo.

Medidas contra la covid

Además, los científicos europeos cree que el aumento de casos de abril y mayo en el grupo de edad más joven puede tener relación con «la falta de exposición a varios patógenos y una mayor susceptibilidad a la infección debido a las medidas adoptadas para frenar la pandemia de covid-19». Es decir, los niños, sobre todo los más pequeños, no pudieron fortalecer sus sistemas inmunológicos (no se contagiaron de otras enfermedades) por las medidas tomadas para vitar el coronavirus y de esta forma, se convirtieron en más vulnerables frente a otras infecciones. De cualquier manera, los organismos sanitarios nacionales e internacionales anuncian que continuarán monitorizando la enfermedad para tratar de aclarar completamente su origen.

Los científicos creen que la falta de exposición a otros patógenos favoreció el desarrollo de la enfermedad

En Europa, hasta el 29 de septiembre, se habían detectado 555 casos de hepatitis infantil en 22 países. Después de Reino Unido y España se encuentran Italia (45), Irlanda (29), Portugal (26), Polonia (21) y Grecia (20). En todo el mundo se han notificado 1.078, con Estados Unidos a la cabeza (435). Según el último documento de la Organización Mundial de la Salud (OMS), 46 niños han necesitado un trasplante de hígado y 22 han fallecido por la enfermedad.

Mientras, en España, la comunidad autónoma que ha registrado más pacientes ha sido Madrid, con 17, y tras ella están Cataluña, con nueve; Galicia, con seis; Baleares, con cinco; Andalucía, con cuatro; Castilla-La Mancha y Murcia, con tres; Castilla y León, con dos; y Aragón, Comunidad Valenciana y Canarias, con uno.