Un paciente con viruela del mono. / cdc / reuters

Preguntas y respuestas sobre la viruela del mono

España y Europa han lanzado una alerta sanitaria tras detectar casos de esta enfermedad infecciosa

Álvaro Soto
ÁLVARO SOTO Madrid

España y Europa han lanzado una alerta sanitaria por la viruela del mono tras detectar casos de esta enfermedad infecciosa en Reino Unido, Portugal y Madrid. Estas son las claves:

¿Cuántos casos hay hasta ahora?

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, dijo el miércoles en La Sexta que las pruebas preliminares realizadas en los primeros siete casos habían dado positivo y aseguró que este jueves el Centro Nacional de Microbiología (CNM) confirmará el diagnóstico. La Comunidad de Madrid informó de otros 22 pacientes en estudio que evolucionan positivamente y se encuentran aislados en sus domicilios, aunque se debe mantener una vigilancia estrecha por si requieren ser hospitalizados. Mientras, las autoridades sanitarias buscan más pacientes y el CNM está analizando esta enfermedad, de la que se han registrado en los últimos días 14 casos en Reino Unido y Portugal. El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, señaló ayer que «no es probable que la viruela del mono vaya a generar una transmisión importante, pero no se puede descartar».

¿Qué es la viruela del mono?

Es una infección vírica zoonótica (de origen animal) con características similares a la varicela y la sífilis secundaria, poco frecuente y que se asocia habitualmente a viajeros que han visitado África Occidental. Suele provocar una enfermedad leve que se transmite por contacto muy estrecho con fluidos y mucosas. El período de incubación de la viruela símica suele ser de 7 a 14 días, pero puede reducirse a 5 y elevarse a 21 días, y la enfermedad suele durar de dos a cuatro semanas. La mayoría de los pacientes se recuperan en pocas semanas, aunque un 5% de los casos se pueden complicar y derivar en neumonías o hepatitis, e incluso causar la muerte.

¿Por qué han aparecido más casos entre hombres que tienen sexo con hombres?

La viruela del mono no es una enfermedad que afecte únicamente a homosexuales, aunque ha sido entre miembros de este colectivo donde se han encontrado las primeras cadenas de contagios. Pero la forma en que se transmite la enfermedad, por fluidos, apunta a que habrá infectados entre personas que mantienen relaciones heterosexuales.

¿Qué síntomas provoca?

Los síntomas iniciales de la viruela del mono son similares a los de la viruela común, aunque algo más leves. Incluyen fiebre, dolor de cabeza, dolores musculares, dolor de espalda, ganglios linfáticos inflamados, escalofríos y agotamiento. Puede aparecer una erupción, que suele empezar en la cara y luego se extiende a otras partes del cuerpo, incluidos los genitales. La erupción cambia y pasa por diferentes etapas antes de formar una costra que finalmente cae.

¿Cómo se contagia?

El catedrático de Microbiología de la Universidad de Salamanca Raúl Rivas González explica que los primeros contagios se producen por el contacto con animales infectados y que ya entre humanos, la transmisión se produce por la saliva, excreciones respiratorias, por contacto con el exudado de la lesión o el material de la costra o también por las heces, pero insiste en que no se contagia únicamente entre homosexuales. «Cualquier persona que tenga contacto con fluidos infectados puede contagiarse», señala este experto, que sostiene que el tipo de virus que está generando los brotes en Europa es el más leve, frente al de África Central, potencialmente más peligroso.

¿Cuál es su origen?

Aunque se denomina viruela del mono, es probable que el origen de los contagios se halle en roedores que infectan a simios o a humanos a través de sus excrementos o por mordiscos. Vicente Soriano, médico especialista en enfermedades infecciosas y profesor de la Facultad de Ciencias de la Salud de la UNIR, explica que se extiende en lugares con poca higiene, «aunque no es excesivamente transmisible y debe haber un contacto muy estrecho». Otra de las causas de la propagación de la viruela del simio tiene que ver, paradójicamente, con la erradicación de la viruela humana, la única enfermedad eliminada gracias a la vacunación. «Es probable que las personas que tienen ahora menos de 40 años no hayan recibido la vacuna contra la viruela, que es efectiva contra la viruela del mono, y eso hace que estén menos protegidos ante esta enfermedad», corrobora Soriano.

¿Cuándo se descubrió?

La enfermedad fue descubierta en 1958, cuando se detectaron dos brotes en colonias de monos mantenidos para labores de investigación, aunque el primer caso humano de viruela del simio fue notificado en agosto de 1970 en Bokenda, una aldea remota en la provincia ecuatorial de la República Democrática del Congo.