Niños a la entrada de un colegui en Santiago de Compostela. / EFE

El 10% de los trabajadores ha estado de baja en la sexta ola

En la educación, el 0,49% de las aulas está confinada, un total de 262.450 alumnos se encuentran en cuarentena y el 4,28% de los profesores está de baja

ÁLVARO SOTO | FRANCISCO GUTIÉRREZ

El 10% de los afiliados a la Seguridad Social, aproximadamente dos millones de personas, han estado de baja laboral durante la sexta ola por estar contagiados, detalló ayer el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá. De todas formas, el ministró explicó que las bajas «ya están declinando» y señaló que «por la experiencia de las oleadas anteriores, una vez que se revierten las tendencias, se producen niveles muy rápidos de recuperación de los niveles de actividad de las personas que tienen bajas como resultado de la covid».

Las ausencias laborales provocadas por ómicron han supuesto uno de los grandes retos durante la sexta ola. Tal ha sido el que las autonomías han automatizado sus sistemas para dar las altas, que se concedían, en la mayoría de las comunidades, siete días después (el tiempo de la cuarentena) de la baja.

El foco se ha puesto en sectores como el la educación, aunque según los datos del Gobierno, el impacto de ómicron ha sido menor que en otros trabajos. La ministra de Educación, Pilar Alegría, aseguró este viernes en Málaga que tras las Navidades han estado de baja 24.742 docentes, el 4,28% de una plantilla total de más de 755.000 personas. En cuanto a los estudiantes en aislamiento por contagio o contactos directos, indicó que son 262.450, de casi 8,2 millones de alumnos en toda España. Las aulas cerradas por contagios son 1.962, el 0,49% de las 405.000 que hay en total.

Con estos datos, la ministra aseguró que los centros educativos son «espacios seguros» y agradeció a la comunidad educativa el esfuerzo que realiza por mantener los colegios abiertos y con la actividad lectiva desarrollándose con normalidad, en comparación con otros países donde se ha decretado el cierre de los centros educativos. Aun así, la ministra reconoció que en esta última semana las cifras de incidencia han aumentado.

Sobre los nuevos protocolos para aislar a alumnos o cerrar las aulas, la ministra ha indicado que se basan en los conocimientos científicos y lo que determinan las autoridades sanitarias. La ministra también se ha referido a las dificultades de conciliación de muchas familias cuando tienen a un hijo en edad escolar aislado. En este sentido, ha destacado que el Gobierno ha tramitado más de 6 millones de bajas, tanto por los casos confirmados como por contactos estrechos.

Respecto a las quejas de los profesores de Informática, que reclaman una mayor presencia de esta disciplina en la nueva LOMLOE, la ministra ha explicado que se ha producido un «cambio de denominación», pero que la informática sigue presente en el currículo como Digitalización y Tecnología entre primero y tercero de la ESO y que en cuarto pasa a ser optativa. Además, las comunidades autónomas pueden también ofertar asignaturas relacionadas con las competencias digitales.

Sobre el Real Decreto de estabilización de interinos y la convocatoria de oposiciones docentes, la ministra ha señalado que «cumpliremos los procesos reglamentarios» y que entre tanto, si alguna comunidad autónoma, como está ocurriendo, decide convocar las oposiciones lo hace «respetando la actual regulación».