Imagen de la concentración que ha tenido lugar esta tarde en A Coruña. / EFE

Más de mil personas marchan, donde mataron a Samuel, contra la LGTBIFobia

Varias ciudades españolas, entre ellas Madrid, celebran concentraciones para denunciar el homicidio de Samuel y en contra de la discriminación

EFE A Coruña

Más de mil personas han marchado esta tarde por las calles de A Coruña para expresar su «grito de rabia» contra la violencia LGTBIfóbica y para reclamar una vez más «justicia» para Samuel Luiz, el joven de 24 años al que mataron de una paliza en la madrugada del 3 de julio.

Diversas asociaciones LGTBIQ+ convocaron bajo el lema «Ante el odio y la violencia, no muestres indiferencia» la gran manifestación que ha partido a las 19.30 horas de este domingo desde la Plaza de la Palloza y ha terminado en la Plaza de María Pita, ante la sede del gobierno local.

Los asistentes han coreado diferentes consignas, tales como «No son muertes, son asesinatos» o «Si tocan a une, nos tocan a todes (Si tocan a uno, nos tocan a todos)».

También han mostrado pancartas que rezan «A Coruña contra la homofobia» o «Por aquellos que ya no pueden luchar».

En declaraciones a la prensa, la secretaria de Les Coruña, Begoña Lourido, ha mostrado su «apoyo» a la familia de Samuel y ha demandado «respeto» para el colectivo.

«Queremos reivindicar el respeto, que cambien las leyes, porque esto es inconcebible, injustificable e intolerable», ha recalcado.

A la llegada a la Plaza de María Pita se ha producido un pequeño incidente, en el que un hombre se ha dirigido a los participantes en actitud provocadora y ha tenido que ser retirado por dos policías.

Durante la lectura del manifiesto, los organizadores han reivindicado «una educación sexoafectiva de calidad», con perspectiva LGBTIAQ+ y feminista, que hable «de la diversidad» y de «todas las realidades» que conviven en esta sociedad.

«Queremos que dejen de patologizarnos, tutelarnos e invisibilizarnos», han remarcado los convocantes, quienes han reclamado un Gobierno que «actúe contra las injusticias» y que legisle «con contundencia» para garantizar los derechos del colectivo.

Asimismo, han solicitado que se señale a los agresores y que sean sus caras «las que inunden los telediarios» y no las de las víctimas.

«No queremos venganza para ellos, queremos justicia y que tengan un acompañamiento psicológico y reparador real. No queremos la prisión permanente revisable para ellos, queremos que no vuelvan a agredir», han insistido.

También se han referido a Samuel para condenar que «están peleando por no poner encima de la mesa» que la brutal paliza que acabó con su vida «es un asesinato homófobo».

«Sí, fue un crimen homófobo porque lo dijeron explícitamente. Ellos, los que lincharon a Samuel, lo tenían más claro que vosotros», han enfatizado.

Además, han detallado que «el pasado año, según el Observatorio Coruñés contra la LGTBIfobia, se registraron 17 agresiones en las calles de A Coruña, algunas verbales y otras físicas, a pesar del confinamiento», por lo que han defendido que «esta no es una situación nueva en la ciudad, no son hechos puntuales».

En este sentido, se han referido a otros actos que califican de odio ocurridos en el territorio gallego como las pintadas LGTBIfóbicas en el banco de Salvaterra (Pontevedra) y en el parque de Monterroso (Lugo), la quema de una bandera en el Sex Point de CASCO, en A Coruña, y la agresión a una mujer trans en Santiago de Compostela.

Los colectivos impulsores de esta protesta son AVANTE LGBT+, AMIZANDO, LESCORUÑA, ABRIR FENDA, GOTAS, SETE OUTEIROS, CORUNHA ANTIFASCISTA, NOS MESMAS y CASCO, entre otros.

También han participado representantes del BNG y de la Marea Atlántica.

La marcha se ha llevado a cabo al mismo tiempo que otras movilizaciones convocadas en otras ciudades de España contra la LGTBIfobia. Pretenden con esta iniciativa unificar todas las formas de violencia en la ciudad de A Coruña y de toda España.