Reinhard Marx, arzobispo de Múnich. / Efe

El Papa rechaza la renuncia del arzobispo de Múnich

Reinhard Marx seguirá en el cargo «por obediencia», pero empeñado en la reforma de la iglesia católica

JUAN CARLOS BARRENA Berlín

El papa Francisco ha rechazado la renuncia del cardenal alemán Reinhard Marx como arzobispo de Múnich y Freissing debido al escándalo de los abusos sexuales a menores en la iglesia católica y exigido que aguante la vela. «Esta es mi respuesta, querido hermano. Debes seguir adelante como tú propones, pero como arzobispo», escribe el Sumo Pontífice en una carta hecha pública hoy por el Vaticano en la que Francisco ordena al que fuera presidente de la Conferencia Episcopal Alemana hasta el pasado año a continuar en el cargo. El pasado viernes Marx había hecho pública a su vez una carta enviada al Papa en la que urgía a aceptar su renuncia debido a que la iglesia se encuentra «en punto muerto» y no progresa en el proceso de asunción «de la catástrofe de los abusos sexuales cometidos por parte de religiosos de la iglesia católica durante las últimas décadas». Marx había denunciado además la existencia de una apreciable resistencia en el seno de la iglesia para aceptar y analizar profundamente lo sucedido en su seno con los abusos sexuales a menores.

En su misiva a Marx, uno de sus hombres de máxima confianza, el Papa destaca que «si estás tentado de pensar que este obispo de Roma (tu hermano que te ama) no te entiende al confirmar tu misión y no aceptar tu dimisión, piensa en aquello que Pedro escuchó en presencia del señor cuando a su manera le ofreció su renuncia: 'aléjate de mí, porque soy un pecador' y escuchó como respuesta: 'cuida mis ovejas'». El propio cardenal confesó poco después sentirse sorprendido «por la rapidez de la respuesta» y la forma de ordenarle que continúe al frente de la diócesis de la capital de Baviera. Reinhard Marx subrayó que aceptaba el dictado papal «por obediencia» y reconoció que se trata de «un gran reto» para su persona ya que debe reflexionar «sobre las nuevas vías que podemos seguir» como aportación para «la renovación de la iglesia en nuestro obispado y en general». El popular cardenal alemán aseguró que «volver ahora de nuevo a la rutina diaria no puede ser el camino ni para mí ni para el arzobispado».

El presidente del Comité Central de los Católicos Alemanes (ZdK), Thomas Sternberg, se mostró aliviado al conocer la decisión anunciada por el vaticano. «Estoy muy contento de que, con vistas a la vía sinodal, conservemos la enérgica voz del cardenal Marx», dijo Sternberg, jefe de la más importante organización laica en Alemania, en declaraciones a la prensa en las que subrayó que las reacciones a la oferta de renuncia del cardenal han «mostrado el gran prestigio de que disfruta y el gran aprecio que se hace a su manera de abordar la difícil situación actual de la iglesia católica en Alemania». También el movimiento reformista y progresista laico alemán «Somos Iglesia» valoró positivamente la reacción papal como «respaldo entre hermanos» y la orden de «continuar trabajando en su obispado y en el proceso de reforma de la iglesia católica en Alemania con toda su energía y competencia».

El experto alemán en derecho canónico Thomas Schüller contempla el rechazo de la renuncia por parte del Papa como un llamamiento a las reformas. «El mensaje: no podemos escapar del pecado estructural y la culpa de los abusos sexuales, sino que debemos juntos plantarle cara». Catedrático de la Universidad de Münster, Schüller considera la carta de Francisco «extraordinariamente personal y clara», que obliga al cardenal a seguir en el cargo como pecador enfrentado a los errores que pudo haber cometido en el pasado como obispo de Tréveris y arzobispo de Múnich y Freissing en el escándalo de abusos sexuales. «Puede ser doloroso, pero el Papa no tiene intención de ahorrar a Marx esa experiencia», añade el experto.

Reinhard Marx es uno de los obispos alemanes más conocidos y queridos. En el debate reformista de la Iglesia Católica en Alemania defiende la «vía sinodal» y representa el ala más progresista. Para este verano se espera la publicación de una amplia investigación sobre los casos de abusos sexuales a menores en el arzobispado de Múnich y Freissing, del que se espera detalles sobre la actuación de religiosos con menores y se espera saber si hubo superiores que ocultaron los hechos y protegieron a los implicados.