Borrar
El pantano de la Baells, en Barcelona, que está al 26 % de su capacidad. Efe
Los pantanos por fin se llenan algo tras 133 días perdiendo agua

Los pantanos por fin se llenan algo tras 133 días perdiendo agua

Han subido casi 580 hectómetros cúbicos en la última semana, el 1% más, gracias a las borrascas Aline y Bernard, que han dejado cuatro veces más lluvia de lo normal

Martes, 24 de octubre 2023, 18:20

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Por fin las lluvias traídas por las últimas borrascas, Aline y Bernard, han llenado los maltrechos pantanos españoles que llevaban 133 días seguidos perdiendo agua. Casi cuatro meses y medio después, el nivel de los embalses ha subido. Es verdad que lo ha hecho ligeramente, solo un 1,1%, pero ese pequeño aumento revierte la pérdida continuada de recursos hídricos que se venía registrando desde el pasado 13 de junio. La sequía meteorológica seguirá, pero será menos sequía.

Según el boletín semanal que publica el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco), los embalses almacenan actualmente 19.945 hectómetros cúbicos de agua, 577 hm3 más que hace una semana. Ese medio billón largo de litros es el equivalente al consumo anual de una población de 8,5 millones de personas, la que, por ejemplo, vive en toda Andalucía.

En su conjunto, los pantanos se encuentran al 35,6% de su capacidad frente al 34,5% de hace siete días. Son casi cuatro puntos más que por estas mismas fechas de hace un año (31,8%), aunque aún muy lejos de su media de la última década (48%).

Con efecto en los pantanos

De este modo se constata que las abundantes lluvias traídas, primero por la borrasca Aline, que regó buena parte de la península el pasado jueves, y luego por Bernard, que hizo lo propio el domingo, han tenido su impacto en las reservas hídricas del país, al contrario de lo que sucedió con las Danas de comienzos del mes de septiembre, que dejaron mucha agua, pero en poco tiempo y en zonas muy localizadas, «sin efecto en el conjunto de las cuencas hidrográficas», recuerda el climatólogo y catedrático de Análisis Geográfico Regional en la Universidad de Alicante, Jorge Olcina.

Ciertamente las lluvias han sido generosas. Según los datos facilitados por la Agencia Estatal de Meteorológia (Aemet), entre los días 18 y 22 de octubre se han recogido en el conjunto de España 47,6 litros por metro cuadrado, cuando lo normal habrían sido 12,8 litros, es decir en ese período de cinco días llovió en nuestro país casi cuatro veces más de lo habitual. Gracias primero a la borrasca Aline y después a Bernard, que también ha tenido sus efectos catastróficos con dos fallecidos y cuantiosos daños sobre todo por el viento.

Una vez contabilizados esos datos, entre el 1 de octubre, comienzo del actual año hidrológico y hasta el pasado día 22 (último que tiene registrado la Aemet) han caído en España 61,1 litros por metro cuadrado, un 117% más con respecto a lo normal, que son 52,3 litros.

Las aportaciones pluviométricas de estas últimas dos borrascas han llegado, además, a los pantanos de algunas de las comunidades más necesitadas, donde esta entrada de agua no va a solucionar la situación de sequía que padecen, pero al menos puede ayudar algo a mitigarla. Por ejemplo en Andalucía se ha pasado en siete días del 19,6% de su capacidad al 20,1%, y dentro de esta comunidad, los 49 pantanos de la Cuenca del Guadalquivir, una de las más necesitadas del país, han pasado del 17,8% de su capacidad global al 18,4%.

Mejor y peor

También Extremadura, Castilla-La Mancha, Castilla y León y Aragón almacenan más agua que hace siete días. La más beneficiada ha sido, sin duda, Galicia, cuyos embalses aumentan en tres puntos porcentuales y se encuentran a casi el 59% de su capacidad. De hecho, Vigo registró la máxima pluviométrica del país, con 233 litros por metro cuadrado recogidos en los últimos siete días. A Galicia le sigue Aragón, con una subida de algo más de dos puntos porcentuales.

En cambio, las lluvias de Aline y Bernard no han sido generosas con las regiones del Mediterráneo, que ahora almacenan menos agua que hace una semana. Cataluña, por ejemplo, ha pasado del 34,3% al 34%; la Comunidad Valenciana, del 41,7% al 417,3% y Murcia se ha quedado igual (27%). «Ha llovido en los sitios que hacía falta, en el centro y sur peninsular, y un poco menos en el Mediterráeo y en Cataluña, que sigue estando en una situación delicada», apunta Olcina, que, no obstante, señala que harían falta «un mes más entrando borrascas de este tipo» para poder revertir la condición de sequía, «pero esto ayuda, porque al fin se está empezando a almacenar agua en embalses y en acuíferos».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios