Barcelona se ha levantado con los restos de los incidentes de la noche. / Efe

Un nuevo herido por arma blanca en la Mercè

Las algaradas del sábado no se repiten en la tercera noche de las fiestas de Barcelona

CRISTIAN REINO Barcelona

Tensión, sí, pero con muchos menos altercados. La tercera noche de las fiestas de la Mercè, en Barcelona, ha sido más tranquila que la madrugada del sábado al domingo, que acabó en batalla campal en la zona de la plaza España y con un fallecido por arma blanca.

A pesar de que apenas se han reproducido los disturbios del sábado, se han repetido nuevos episodios de violencia. Hacia las 6 de la mañana, dos personas han sido detenidas por apuñalar en el brazo a un hombre, según ha confirmado el director de los Mossos, Pere Ferrer, en Catalunya Ràdio. Los hechos han ocurrido en el entorno de la plaza España, igual que el sábado, cuando la Policía ya había desalojado al público, tras una noche de conciertos y botellón. El herido, en principio, no está grave. Hay otros detenidos, por hurtos y desórdenes públicos. Nada que ver con lo que se vivió el sábado, pero la tensión ha regresado a la plaza en el momento en que han terminado los conciertos y la policía, acompañada de los servicios de limpieza, ha empezado a desalojar. En torno a 45.000 personas se han reunido en la plaza.

Se han registrado lanzamientos de botellas, aunque los incidentes no han ido a más. A diferencia de la noche anterior, en que la zona de conciertos se convirtió en un campo de batalla, con columnas de fuego y enfrentamiento entre jóvenes y agentes de la policía. Había, eso sí, más presencia policial en la zona. Los servicios de emergencia han atendido a 33 personas, todas ellas leves.

En la noche del sábado, una persona murió apuñalada en el entorno de la plaza España, antes de los disturbios, según el Ayunta