Borrar
Cráneos de neandertal. EFE
Los neandertales eran capaces de percibir y producir el habla humana

Los neandertales eran capaces de percibir y producir el habla humana

Investigadores españoles comprueban la capacidad de estos antepasados de la especie para oir y emplear un sistema de comunicación «complejo y eficiente» similar al actuar

Europa Press

Madrid

Lunes, 1 de marzo 2021, 23:08

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Los neandertales, el antepasado más cercano a los humanos modernos, poseían la capacidad de percibir y producir el habla humana, según un nuevo estudio multidisciplinario internacional del que es investigadora principal Mercedes Conde-Valverde, profesora de la Universidad de Alcalá, y coautor Juan Luis Arsuaga, profesor de Paleontología en la Universidad Complutense de Madrid y codirector de las excavaciones e investigaciones en los yacimientos de Atapuerca, y

La evolución del lenguaje, y las capacidades lingüísticas de los neandertales en particular, es una vieja cuestión en la evolución humana. «Durante décadas, una de las preguntas centrales en los estudios de la evolución humana ha sido si la forma humana de comunicación, el lenguaje hablado, también estaba presente en alguna otra especie de ancestro humano, especialmente en los neandertales», dice Arsuaga, profesor de Paleontología en la Universidad Complutense de Madrid y codirector de las excavaciones e investigaciones en los yacimientos de Atapuerca. Este último estudio, publicado en la revista 'Nature Ecology and Evolution', ha reconstruido cómo escucharon los neandertales para hacer algunas inferencias sobre cómo pueden haberse comunicado.

El estudio se basó en tomografías computarizadas de alta resolución para crear modelos virtuales en 3-D de las estructuras del oído en homo sapiens y neandertales, así como fósiles anteriores del sitio de Atapuerca que representan a los antepasados de los neandertales. Los datos recopilados en los modelos 3-D se ingresaron en un modelo basado en software, desarrollado en el campo de la bioingeniería auditiva, para estimar las capacidades auditivas hasta 5 kHz, que abarca la mayor parte del rango de frecuencia de los sonidos del habla humana moderna. En comparación con los fósiles de Atapuerca, los neandertales mostraron una audición ligeramente mejor entre 4-5 kHz, asemejándose más a los humanos modernos.

Además, los investigadores pudieron calcular el rango de frecuencia de máxima sensibilidad, técnicamente conocido como ancho de banda ocupado, en cada especie. El ancho de banda ocupado está relacionado con el sistema de comunicación, de modo que un ancho de banda más amplio permite utilizar un mayor número de señales acústicas fácilmente distinguibles en la comunicación oral de una especie.

Sintonización auditiva

Esto, a su vez, mejora la eficiencia de la comunicación, la capacidad de transmitir un mensaje claro en el menor tiempo posible. Los neandertales muestran un ancho de banda más amplio en comparación con sus antepasados de Atapuerca, asemejándose más a los humanos modernos en esta característica. «Esta es realmente la clave», dice Mercedes Conde-Valverde. «La presencia de capacidades auditivas similares, particularmente el ancho de banda, demuestra que los neandertales poseían un sistema de comunicación que era tan complejo y eficiente como el habla humana moderna».

«Uno de los otros resultados interesantes del estudio fue la sugerencia de que el habla neandertal probablemente incluía un mayor uso de consonantes», dijo en un comunicado el coautor Rolf Quam, profesor de Antropología en la Universidad de Binghamton.

Por lo tanto, los neandertales tenían una capacidad similar a la nuestra para producir los sonidos del habla humana, y su oído estaba «sintonizado» para percibir estas frecuencias. Este cambio en las capacidades auditivas de los neandertales, en comparación con sus antepasados de Atapuerca, es paralelo a la evidencia arqueológica de patrones de comportamiento cada vez más complejos, incluidos cambios en la tecnología de herramientas de piedra, domesticación del fuego y posibles prácticas simbólicas. Por lo tanto, el estudio proporciona una fuerte evidencia a favor de la coevolución de comportamientos cada vez más complejos y una mayor eficiencia en la comunicación vocal a lo largo de la evolución humana.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios