Nacen un 20% menos de bebés que hace 10 años

Cada vez más viejos y con menos niños. Esta es la radiografía de la evolución natural de la población en el conjunto del Estado español y en Canarias. El crecimiento vegetativo (la diferencia entre nacimientos y defunciones) en el país arrojó un saldo negativo en 2016 de 259 personas. En el archipiélago fue positivo, con 1.149 recién nacidos más que muertos.

TERESA ARTILES | / LAS PALMAS DE GRAN CANARIA

A pesar de que Canarias es una de las siete comunidades autónomas que tuvo en 2016 un crecimiento vegetativo de la población positivo respecto al año anterior, los datos hechos públicos ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE) revelan que ese aumento ha ido disminuyendo paulatinamente en los últimos 15 años: en 2005 en las islas hubo 7.328 nacimientos más que defunciones, en 2010 la cifra llegó a 5.504 y en 2015 se situó en 1.036.

La caída significativa del crecimiento vegetativo respecto a once años atrás se debe tanto al sensible descenso de recién nacidos -3.989 menos en 2016 que en 2005, una caída del 19,8%- como al aumento de las defunciones -2.190 más en este periodo, lo que supone una subida del 17% -.

Según los datos sobre movimiento natural de población publicados por el INE, los nacimientos descendieron en todas las comunidades autónomas durante 2016, siendo especialmente destacable en las de Castilla y León (-4,3%), Aragón (-3,8%) y Comunitat Valenciana (-3,7%). En Canarias el año pasado solo nacieron 8 niños y niñas más que en 2015, pasando de 16.146 a 16.138.También cayó en todas las comunidades autónomas el número de muertes salvo en Ceuta, Navarra y Galicia. El archipiélago contabilizó 121 menos que en 2015, lo que supone una caída del 0,8%.

Uno de los indicadores demográficos donde Canarias se sitúa también a la cola en el de número medio de hijos por mujer. Si la media estatal se estableció en 2016 en 1,33 -Melilla encabeza la tabla con 2,5-, las islas llegan a 1,06 y sólo la supera por la cola Navarra, que cierra esta estadísticas del índice coyuntural de fecundidad con 1,04 hijos por mujer. La edad media en el conjunto del país para ser madre siguió creciendo el año pasado y se situó en los 32 años, frente a los 31,9 de 2015. Además, el número de mujeres de entre 15 y 49 años (en edad de tener hijos) se ha reducido hasta 10,6 millones, dato que mantiene la tendencia a la baja iniciada en 2009 y que, según explica el INE, obedece a que en ese rango de edad están las generaciones menos numerosas nacidas durante la crisis de natalidad de los 80 y primera mitad de los 90.

A nivel estatal los datos del INE reflejan que la crisis demográfica se consolida, ya que el país tiene por segundo año consecutivo un crecimiento vegetativo en rojo, con más muertes que nacimientos, en concreto 259. En conjunto, el año pasado nacieron en España 408.384 niños, 11.906 menos que en 2015 (-2,8%). El INE destacó ayer en su nota de prensa que desde 2008, cuando nacieron 519.779 niños (el máximo en 30 años), el número de nacimientos se ha reducido un 21,4% en el país.

Respecto a las defunciones, durante 2016 murieron en España 409.099 personas, lo que supuso un 3,2% menos que en el año anterior. La media de esperanza de vida de la población española aumentó en seis meses y se colocó en 2016 en los 83,2 años. Canarias se sitúa por debajo de esa media con 82,3. De acuerdo a las condiciones de mortalidad del momento, una persona que alcanzara en España los 65 años en 2016 esperaría vivir de media 19,2 años más si es hombre y 23,1 más si es mujer.

En España y la vieja Europa la pirámide poblacional sigue estrechándose en su base y engordando en la franjas de edad más altas, mientras el planeta camina en otro sentido: según la ONU, la población mundial actual de 7.600 millones de personas alcanzará los 8.600 millones en 2030.