Borrar
La Dana sacude la península y se cobra la vida de dos barranquistas por una crecida en Huesca

La Dana sacude la península y se cobra la vida de dos barranquistas por una crecida en Huesca

La Guardia Civil cree que las víctimas, dos zaragozanos de 31 y 34 años, murieron ahogadas cuando descendían un cañón en el Pirineo

J. A. G.

Sábado, 2 de septiembre 2023, 17:59

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Dos jóvenes de Zaragoza fallecieron este sábado al mediodía en el barranco de Gorgol, en el pirenaico Valle de Tena, al norte de la provincia de Huesca. Aunque las causas del suceso aún se investigan, la Guardia Civil trabaja con la hipótesis de que posiblemente podrían haber muerto ahogados tras una repentina crecida del río Lana Mayor, afluente del Gállego, a consecuencia de la Dana que azota buena parte de la península, incluida esa zona del Pirineo oscense, este sábado azotada por lluvias torrenciales.

El primer aviso fue recibido a las 14:00 horas y, hasta la conocida garganta pirenaica se desplazó el Grupo de Intervención en Montaña (Greim) de Boltaña, que se encargó del rescate de los cuerpos. Los cadáveres fueron trasladados al Hospital San Jorge de Huesca para practicarles la autopsia. Se sabe que eran zaragozanos de 31 y 34 años y que realizaban la actividad junto a un grupo de ocho amigos, que sí han podido acabar el descenso y salir del agua.

El barranco de Gorgol es un recorrido muy frecuentado por aficionados a esta práctica deportiva y calificado de ejecución fácil por las empresas de deportes de aventura que operan en la zona. De hecho es idóneo para principiantes. Tiene saltos, toboganes y una cascada de 15 metros que lo convierten en uno de los descensos más espectaculares del Pirineo.

El accidente, uno de los sucesos más graves ocurridos en Aragón por la práctica del barranquismo, vino precedido por la Dana (depresión aislada en niveles altos) que está barriendo la España peninsular, dejando fuertes lluvias y tormentas, y récords de precipitaciones en 24 horas.

Concretamente se recogieron 100 litros por metro cuadrado en la estación Formigal-Sarrio, próxima al lugar del suceso. Aragón era este sábado una de las comunidades autónomas bajo alerta amarilla por riesgo de intensas lluvias debido a la Dana, un fenómeno que ha puesto, bien en aviso amarillo o naranja, a todas las comunidades autónomas, a excepción de las Islas Canarias y Ceuta.

La Aemet había alertado de fuertes precipitaciones,    y la Confederación Hidrográfica del Ebro también había avisado de la posibilidad de crecidas súbitas importantes en barrancos y cauces menores en cualquier punto de su cuenca, recomendando precaución. Pese a las citadas advertencias de mal tiempo, el grupo se metió en el barranco sin ser conscientes de una posible crecida. Aunque las circunstancias del suceso están aún por aclarar, los vecinos de la zona califican el    cañón de «muy peligroso» en caso de una avenida de agua. «Y ahora mismo está lloviendo a mares», dijeron al Heraldo.

Con las dos víctimas mortales en el Gorgol, ya son cuatro los barranquistas fallecidos este año en la provincia de Huesca tras la muerte por ahogamiento de un francés de 28 años el pasado 20 de junio y otro hombre de 69 años, vecino de Barcelona, el 7 de mayo.

Más daños

Al margen de esta tragedia, la potente Dana que barre la península está dejando numerosos daños en distintos puntos del país, además de récords de precipitación en algunas estaciones pluviométricas. En Navarra en solo un día se superó el registro medio de todo el mes de septiembre. Y durante el viernes cayeron más de 20.000 rayos.

En Logroño se inundó el polideportivo de Las Gaunas y el agua obligó a suspender conciertos del festival Muwi. Y en otras zonas de la Rioja Media y Baja, las lluvias provocaron desbordamientos de ríos y barrancos e inundaciones que han afectado a carreteras, calles y fincas de cultivos.

En Borriol, en Castellón, las fuertes trombas de agua dejaron hasta 185 litros por metro cuadrado, lo que obligó a los bomberos a rescatar a personas en vehículos que se vieron atrapados por las riadas. Y en Albocácer la acumulación de agua en el centro de salud mental movilizó a los bomberos para realizar achiques. Además en varias localidades de la Comunidad Valenciana se registraron incendios causados por la caída de rayos. Todos fueron extinguidos.

La Dana ha traído, además, un brusco descenso de las temperaturas. Ningún punto del territorio peninsular superó los 30º.

.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios