La ULPGC lidera un estudio sobre el coste de la crisis climática en islas

25/07/2019

Investigadores del instituto Tides coordina un proyecto europeo que prevé modelizar los impactos socioeconómicos del calentamiento global y su efectos en Canarias y en otros 11 territorios insulares

A finales de este año se sabrá a cuánto asciende el coste del impacto del cambio climático en Canarias y en otros 11 territorios insulares europeos. Será entonces cuando se tengan los resultados globales de un proyecto que lidera la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC) y que coloca a la institución a la cabeza de un grupo multidisciplinar de investigadores europeos. Los riesgos que se están evaluando incluyen sectores tan sensibles para las islas y archipiélagos como el turismo, el transporte, la acuicultura o las energías renovables, todos ellos vinculados a la llamada economía azul, la dependiente del mar.

El impacto de la crisis climática en territorios alejados, fragmentados y pequeños es «totalmente diferente» al que pueda haber en territorios continentales y de ahí que la Unión Europea UE), a través del programa Horizonte 2020, haya apostado por centrar la investigación en las islas, poniendo a la ULPGC (este es su mayor proyecto) a través del Instituto Universitario de Turismo y Desarrollo Económico Sostenible (Tides), como coordinadora de Soclimpact, financiado con 4,5 millones de euros y cuyo investigador principal y coordinador es el profesor Carmelo León.

La ULPGC tiene «una gran oportunidad con este proyecto», a través del que Europa quiere conocer los efectos potenciales del cambio climático en territorios insulares para prepararlos de cara al futuro, sobre todo en lo que a gestión y gobernanza de los mismo se refiere.

De momento, indica el profesor de Economía de la ULPGC Gonzalo Díaz Meneses, responsable de grupos de Soclimpact, se se están analizando más de 220 indicadores en todos los archipiélagos que participan en el proyecto (Chipre, Malta, Creta, Cerdeña, Sicilia, Córcega, Azores, Madeira, Baleares y Canarias) para crear modelos predictivos de los impactos que el cambio climático va a tener sobre el turismo, la industria acuícola (cómo va a afectar a la dependencia económica) y la necesidad de llevar a cabo una transición de las energías fósiles a las renovables.

Los investigadores del as 12 regiones que participan en el proyecto Soclimpact están en estos momentos se está en plena investigación y «medición», para finales de año ya habrá algunos resultados «muy interesantes».

Factores de riesgo

El análisis de la vulnerabilidad de las islas y su adaptación a los fenómenos derivados del cambio climático requiere medir dichas cadenas de impacto, modelizarlas e interpretar las medidas y sus efectos vinculadas directamente con la economía azul y la estrategia europea en esta materia (energías renovables, transportes, acuicultura y turismo). Para ello están analizando, para cada una de las cuatro áreas, 220 indicadores de vulnerabilidad o riesgo como el nivel de las olas o de polución a las temperaturas, los meses de lluvia, las olas de calor, el viento o las especies autóctonas.