La superficie de bosques en la Tierra ha aumentado en los últimos 35 años

    Cargando reproductor ...
10/08/2018

El nuevo crecimiento global de los bosques en los últimos 35 años ha compensado con creces las pérdidas globales de árboles, según observaciones con satélites que rastrean la superficie boscosa.

Ha habido un consenso cada vez mayor en los últimos años de que debido a que los humanos cortan tantos árboles (especialmente en las selvas tropicales), la cubierta global de los árboles se está reduciendo.

En la nueva investigación, publicada en Nature, científicos de la Universidad de Maryland, la Universidad Estatal de Nueva York y el Centro Goddard de Vuelos Espaciales de la NASA descubrieron que ese no es el caso. Sostienen que la cobertura global de árboles en realidad está aumentando.

Para rastrear los cambios globales de la cobertura arbórea, los investigadores estudiaron datos de radiómetros avanzados de muy alta resolución a bordo de una serie de 16 satélites meteorológicos que cubrieron los años 1982 a 2016. Al comparar las lecturas diarias, los investigadores pudieron ver pequeños cambios que ocurren regularmente sobre un largo período de tiempo, que se suma a grandes cambios.

Durante todo el lapso, los investigadores descubrieron que la nueva cobertura arbórea había compensado la pérdida de la cobertura arbórea en aproximadamente 2,24 millones de kilómetros cuadrados, que según ellos es aproximadamente del tamaño de Texas y Alaska combinados.

Los investigadores informan que la mayor parte de la cobertura de árboles nuevos se produjo en lugares que previamente habían sido estériles, como en los desiertos, las áreas de tundra, en las montañas, en las ciudades y en otras tierras sin vegetación. Además informan que gran parte del nuevo crecimiento se produjo debido a los esfuerzos de los seres humanos (como los esfuerzos de reforestación en China y partes de África) y debido al calentamiento global; las temperaturas más cálidas han elevado los límites del bosque en algunas regiones montañosas y han permitido que los bosques áreas de tundra.

Otras áreas de nuevo crecimiento de árboles fueron el resultado de grandes abandonos de fincas en lugares como Rusia y EE.UU. Los investigadores informan que sus cálculos demostraron que las actividades humanas han causado aproximadamente el 60 por ciento del nuevo crecimiento global de los árboles. Sugieren que su técnica para monitorear la cobertura arbórea podría usarse para predecir los cambios en la cobertura arbórea en el futuro debido al calentamiento global.