Borrar
La viceconsejera de Justicia del Gobierno canario, Carla Vallejo. C7
«En Medicina Legal hay un problema estructural de falta de personal»

«En Medicina Legal hay un problema estructural de falta de personal»

violencias machistas ·

Carla Vallejo, viceconsejera de Justicia y responsable del IMLCF, cree que la imposibilidad de contar con informes psicológicos en violencia de género no es que «falle el sistema» de protección, sino «un eslabón».

LUISA DEL ROSARIO GONZÁLEZ

Las Palmas de Gran Canaria.

Sábado, 30 de abril 2022

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La esquilmada plantilla del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses de Las Palmas ha provocado que no se estén emitiendo informes psicológicos para los juzgados de Violencia de Género. Tampoco cuenta con suficientes trabajadores sociales, y esta semana se anunciaba la suspensión de juicios en Menores, lo que se repetirá en mayo. También Familia se verá afectada. La responsable de la institución, la viceconsejera de Justicia, reconoce que hay un problema «estructural».

-¿Qué ocurre en las dos sedes del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses (IMLCF)? ¿Por qué tienen tantos problemas y se arrastran desde hace meses?

- Yo no diría que meses, sino años. Es un problema estructural. La relación de puestos de trabajo (RPT) no está adecuadamente dimensionada en cuanto a psicólogos forenses. De médicos forenses sí tenemos un número importante, pero con los años no se han ido sumando psicólogos. La relación de puestos de trabajo (RPT) es un procedimiento muy complejo, está por abordar. Estaba previsto abordarla pero la circunstancia de esta legislatura va a hacer que no la tengamos en el tiempo previsto.

-¿Pero es que en Las Palmas han dejado de hacer informes para violencia de género, se han suspendido juicios de Menores y también afecta a Familia? ¿Qué van a hacer con urgencia para solventar esto?

- A la situación estructural se ha sumado una coyuntural de baja de muchos profesionales que ha llevado a que el servicio no esté adecuadamente atendido y se han tenido que suspender algunos juicios. Las incapacidades temporales se suplen con la lista de funcionarios interinos, pero estaban agotadas. Para solucionar lo que tiene que ver con las periciales a las víctimas de violencia de género vamos a recurrir a la colaboración privada especializada de forma inmediata. Eso va a ser agendado en los próximos días. Junto a ello vamos a sacar licitación específica con fondos del Pacto de Estado contra la Violencia de Género la contratación de psicólogos especializados para periciales para estas víctimas y para menores víctimas de violencia sexual. Y Función Pública, que era consciente de este problema, ha desarrollado procedimientos extraordinarios de funcionarios interinos complementarias y esta lista para que en tres o cuatro semanas máximo se pueda recurrir a ella y lograr al personal necesario. Y, por supuesto, vamos a modificar la relación de puestos de trabajo para que la plantilla orgánica sea la adecuada.

- Pero no es solo las bajas en Las Palmas, también en Tenerife se quejan de la ingente cantidad de trabajo. Hay quien pide traslados.

- No es extraño pensar que si la plantilla no está bien dimensionada hay mayor riesgo psicológico que lleve a una mayor posibilidad de una enfermedad laboral. Sabemos que no es sobrecargar sino recurrir a colaboraciones externas y vamos a tener esa lista de funcionarios. La Justicia ha cambiado mucho. Hay especialidades que antes no eran tan necesaria. La diferencia con los delitos contra libertad sexual, los efectos del trauma daño psicológico, el daño para tratar la responsabilidad civil o la indemnización son cuestiones en que la justicia ha evolucionado y requiere otros especialistas. Como cuando antes se decía que solo el bofetón era violencia. Ahora se contemplan otras violencias más sutiles y ese cambio en la sociedad debe venir aparejado de la cualificación y el carácter interdisciplinar.

- En ese cambio se olvidaron del los institutos de medicina legal

- No es que nos hayamos olvidado. Somos cocientes que los procedimientos administrativos son complejos, la tramitación de determinadas cuestiones son difíciles y hemos afrontado crisis puntuales. Hemos ido a lo urgente y se ha eclipsado lo importante.

- El mensaje a las mujeres que sufren violencia de género es que denuncien. ¿No cree que el que ahora no se hagan informes para los juzgados especializados mina esa confianza?

- Yo creo que lo que debemos trasladar es que existe un sistema de justicia para a protegerlas, que no es perfecto, que requiere más medios de los que tiene, pero hay que tener en cuenta que la respuesta es de toda la sociedad. Un factor importante son los forenses, también la Fiscalía y el resto de administraciones. No podemos decir que el sistema falle porque no es operativo un determinado eslabón de la cadena. La respuesta es de todo el sistema. Entiendo que pueda haber cierta preocupación puntual, y las soluciones ya se están trabajando e implementando. Pero no sería justo decir que por una situación puntual sobrevenida se cuestione todo el sistema. Suspender juicios pasa por muchos motivos. Por enfermedad del abogado de la víctima o del menor afectado... a veces ocurre. Tenemos una ventana de dos o tres semanas en las que no se han podido atender todas las causas pero se volverán a señalar y si es necesario con apoyo para compensar lo que no se ha podido hacer.

- Dijo que la Justicia ha cambiado mucho, pero parece que queda aún bastante por hacer. ¿Qué pasos debe dar en violencia de género?

- Creo que, en general, la sociedad ha ido por delante de la Justicia en la demanda de cómo deberían responder las instituciones a la violencia machista. Tenemos que parecernos más a la sociedad y entender que es tremendamente importante no solo dar respuesta sino dar la respuesta adecuada. Que la víctima se sienta escuchada y no darle un procedimiento que en en lugar de formar parte de la sanación es más dañino por la falta de sensibilidad.

_¿Falta implicación?

- No diría eso. El grado de implicación y compromiso que se tiene desde la perspectiva de la víctima es importante. Aquí se ha producido una revolución. Siempre se cuidaban las garantías del imputado y el cambio es el mirar a la víctima. Ese cambio se produjo de 2015 hacia adelante. Quizás no ha sido todo lo rápido pero se está produciendo. Esa sensibilidad existe en todos los operadores jurídicos y no es fácil porque es un cambio de paradigma. No es nada fácil olvidar los dos últimos siglos. Hay que respetar los derechos de las personas investigadas en un procedimiento pero no puede ser un dolor para la víctima. La sociedad lo tiene claro, la Justicia, aunque lo entendemos, tardamos un poco más.

- En Menores si tienen psicólogos adscritos, Violencia de Género no. ¿Por qué?

- Efectivamente con menores fue un paso muy importante y hay que generalizarlo a las víctimas menores de edad en toda Canarias y en España. En violencia de género es diferente. En menores víctimas de violencia sexual es absolutamente necesario para decidir si debe declarar o no es necesario que de su testimonio. En el caso de las mujeres no es necesario para que pase esa priorización. Además, existen las unidades de valoración integral, lo que ocurre es que no están adecuadas al volumen que estamos viviendo de casos de violencia de género. Y es que cada vez hay más, lo que no es forzosamente malo porque indica que se denuncian más casos.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios