Nadando entre tiburones en el sur de Gran Canaria

    Cargando reproductor ...
21/06/2019

Unos bañistas se llevaron un susto el pasado domingo en el sur de Gran Canaria. Mientras realizaban una travesía en kayac por la costa tuvieron la oportunidad de nadar entre unas 50 crías de tiburón.

Jaír Amores es el autor del vídeo de un momento que nunca olvidará y que ha plasmado en un posdcast y en su canal de Youtube. El pasado domingo, mientras disfrutaba de un día de playa con unos amigos en la costa del sur de Gran Canaria, en Mogán, su hija se encontró con banco de peces durante una travesía en kayak. Un encuentro normal si no fuera porque, tras sumergirse en el agua, comprobase que se trataba de una gran cantidad de crías de tiburón.

«Es una sensación extraña nadar entre ellos porque, como es lógico, tienes miedo y mucho respeto por el animal que es; pero por otro lado sabes que estás viviendo un momento único y no quieres perdértelo», manifestó Amores a CANARIAS7, sin querer desvelar el lugar exacto donde se encontraban las crías para evitar la masificación o la caza furtiva. «Es un lugar accesible y no queremos dar muchos datos para proteger a los animales. Aunque yo he hecho submarinismo desde siempre, nunca me había encontrado con una situación así. Vivimos un momento muy especial, una de esas experiencias que refuerzan el respeto por el medio ambiente y la conciencia por el cuidado de nuestros mares», manifestó Amores a este diario.

En su publicación cuenta como fue el descubrimiento casual y las sensaciones que sintieron tras nadar entre los animales. «Mi hija pequeña, un amigo y su hijo, también pequeño, volvieron de dar un paseo con el kayak. Mi hija insistía en que habían visto unos peces que se parecían a unos tiburones llamados angelotes. (El angelote es una especie de tiburón parecido a una raya). Cuando llegamos al sitio, efectivamente, allí estaban los peces. Pero no se parecían a tiburones... ¡Eran tiburones! El siguiente paso era tirarse al agua. Desde el kayak se veía muy bien, pero no era suficiente. Yo puse las piernas en el agua, pero eso de que te pasaran los tiburones al lado... daba bastante respeto», describe Jaír Amores en su publicación, a la que puede acceder en este enlace.

«Creemos que la especie es la Musola lisa (Mustelus Mustelus). En Canarias se les suele decir cazón, aunque hay muchos tipos. Este en particular puede llegar a medir entre 150 a 200 centímetros. Así que probablemente se trataba de crías de tiburón», aseveró Amores.