Denuncian la venta ilegal de animales encubierta bajo supuestas adopciones

La organización Legales.org señala que esta actividad delictiva se ejecuta en aplicaciones de segunda mano

CANARIAS7 Las Palmas de Gran Canaria

La organización sin ánimo de lucro Leales.org, que se dedica a la difusión de animales perdidos, en acogida o adopción, entre otros, ha denunciado la venta ilegal de animales, encubierta bajo una supuesta adopción. «Los vendedores ilegales de animales de familia (gato, perro o conejo) engañan en las aplicaciones de segunda mano bajo la palabra adopción», recriminan.

Desde la plataforma, señalan que el gobierno español, a través de la Dirección General de Derechos de los Animales, alcanzó un acuerdo para regular la compra venta de estos animales a través de aplicaciones de segunda mano. «Únicamente los profesionales del sector y con número de núcleo zoológico registrado en su comunidad autónoma pueden publicar animales en venta», aclaran desde Leales.org.

Pese a ello, señalan que en este tipo de aplicaciones se ha activado una categoría denominada Adopciones, «donde sin ningún tipo de control se siguen vendiendo ilegalmente los tipos de animales mencionados».

Detallan que los criadores ilegales «publican cachorros y crías de animales de raza como si de una adopción se tratara», pero, cuando un usuario se interesa, lo único que recibe es una frase del tipo: « los cachorros de adopción ya están todos reservados, solo quedan en venta«.

Desde la organización reconocen que se ha reducido el número de animales en venta en internet, pero destacan que «ahora se suma el delito de estafa», al engañar a las personas interesadas en adoptar, «en algunas ocasiones justificando el cobro, como si de un servicio de rescate de animales se tratara».

Así, recalcan que «los particulares no están legalizados para la entrega de un animal a cambio de dinero» y agregan que, en caso de adopción, « la ley exige la entrega de una factura numerada con fecha y CIF de la empresa, por lo que en estos supuestos serían únicamente los veterinarios los que pueden cobrar por los servicios llamados en adopción o rescate, ya se trate de alguna cura, esterilización o tratamiento veterinario«.

Por último, enfatizan que si una persona rescata un animal y desea darlo en adopción y cobrar los gastos originados, « debe entregar la factura veterinaria al adoptante, el cual se debe quedar con la factura como comprobante de los servicios veterinarios administrados al animal. Lo contrario es ilegal y puede considerarse como estafa o engaño«.