De izquierda a derecha, la directora del ICI, la alcaldesa de Ingenio, la consejera de Derechos Sociales y la concejala de Igualdad en la firma del convenio. / C7

Mascarilla-19 para luchar contra el negacionismo de la violencia machista

El Gobierno canario pone en marcha un proyecto piloto en los municipios de Ingenio (Gran Canaria) y Tías (Lanzarote) para «informar, formar e implicar» a la comunidad en la erradicación de la violencia de género

Luisa del Rosario
LUISA DEL ROSARIO Las Palmas de Gran Canaria

El Instituto Canario de Igualdad (ICI) ha puesto en marcha en los municipios de Ingenio (Gran Canaria) y Tías (Lanzarote) un proyecto piloto bajo el amparo de Mascarilla-19 para luchar contra el negacionismo de las violencias machistas.

«Están generalizados en hombres y mujeres de diferentes edades y roles los discursos de englobamiento que desdibujan la dimensión de problema social. También se identifican discursos y posiciones negacionistas que amparan la normalización cultural». Es una de las conclusiones del estudio previo realizado en Ingenio para desarrollar este nuevo proyecto que tratará de «informar, formar e implicar» a la comunidad en la lucha contra esta lacra social.

Dos líneas de trabajo

«Va a contar con dos líneas de trabajo: hacer formación con agentes sociales del municipio, asociaciones vecinales, empresariales o entidades del tercer sector, para formarles en cómo detectar posibles incidencia de violencias machistas y cómo actuar y una segunda línea de difusión y sensibilización«, explicó la consejera de Derechos Sociales, Noemí Santana.

Este es un proyecto «que nace el año pasado. Hicimos un diagnóstico sobre la percepción de la violencia machista en Tías e Ingenio. ¿Qué pasa cuando damos los recursos humanos y económicos a un municipio? ¿Qué pasa a los ocho o nueve meses en ese núcleo? ¿Qué impacto tiene en la percepción y posicionamiento de la población en materia de violencia de género?«, de eso trata esta iniciativa de Mascarilla-19, abundó la directora del ICI, Kika Fumero.

Cambiar la percepción

La idea es que «la población se involucre y sea parte activa y protagonista en las campañas de difusión. Vamos a trabajar en difusión y formación. El objetivo es cambiar esas cifras esa percepción y posicionamiento de la población en cuanto a materia de violencia de género. Que la violencia se sienta señala acorralada discriminada y que tenga un impacto disuasorio en los agresores«, añadió Fumero.

De momento Mascarilla-19 es un «proyecto piloto». Cuando se obtengan los resultados de su impacto «el objetivo es seguir abordando y trabajando en distintos municipios. Es un proyecto a largo plazo, sabemos que la lucha contra la violencia de género en una carrera de fondo que necesita tiempo, recursos humanos y económicos para seguir avanzando en este camino«, dijo la responsable del ICI. Para esta iniciativa el ICI destinará 53.500 euros a cada municipio, añadió.

«Hay mujeres que no saben que son víctimas de violencia»

Por su parte la alcaldesa de Ingenio, Ana Hernández, resaltó que es necesario «formarse e informarse, reconocer las señales» que apuntan a las violencias machistas. «Hay personas de ciertas edades que consideran normal determinados comportamientos», dijo. Por eso las instituciones «deben poner su grano de arena. Hay mujeres que no saben que están siendo víctimas de violencia de género», abundó.

La concejala de Igualdad de Ingenio, Elena Suárez, se refirió precisamente al estudio previo que se hizo en el municipio u destacó «la evidencia de que existe un sector negacionista de esta violencias y lo tendremos que paliar con formación y trabajo comunitario«.

«Se aprecia un decalage o diferencia entre discursos y las experiencias. Hay diferencias entre el nivel más general o macro donde se aprecia un discurso inicial extendido de desdibujamiento o, incluso agravio (que implica hombres vs. mujeres) acompañado de rechazo a la violencia. Sin embargo, en el nivel más micro que hace referencia al ámbito vivencial, y de experiencias concretas personales o cercanas, donde se manifiesta sensibilidad por la situación y rechazo a estas manifestaciones«, añade el informe cualitativo que se hizo en Ingenio.