Más cultura contra el calor

29/07/2018

La olas de calor o altas temperaturas ya se predicen con enorme exactitud, lo que hace mucho más fácil prepararse para una salida en verano. Salud Pública del SCS advierte de que el cambio climático traerá importantes consecuencias para la salud, por lo que considera necesario «educar en prevención» a la población para evitar situaciones de riesgo

ETIQUETAS:

El cambio climático es inevitable y como resultado durante este siglo se va a producir un incremento en la frecuencia, intensidad y duración de las olas de calor con importantes consecuencias para la salud. Canarias debe afrontar este hecho a pesar de no sufrir temperaturas extremas creando una «nueva cultura del calor» más allá de la espontánea salida a la playa o a la montaña para disfrutar de un día soleado, indica Eduardo García Ramos, coordinador del Plan de prevención de efectos de altas temperaturas en la salud del Servicio Canario de Salud (SCS).

Es importante planificar las salidas en verano: conocer las temperaturas previstas y actuar en consecuencia

«Un aumento de las temperaturas puede afectar a nuestra salud, un detalle que no hay que tomárselo a bromas porque las consecuencias pueden ser muy graves», asegura García. Las olas de calor o alertas por altas temperaturas ya se predicen «con mucha exactitud e incluso se hace por municipios, lo que hace mucho más fácil prepararse para una salida en verano», argumenta.

Desde Salud Pública, se considera «necesario e importante» educar en calor en especial a las generaciones más jóvenes porque «serán ellos los que se enfrentarán al aumento de la temperatura media en los próximos 10 o 20 años si sigue habiendo el efecto del gas invernadero y no cumplimos con los requisitos de bajar las emisiones de CO2. Habrán serios problemas y deberán cuidar de manera diferente su salud», explica García Ramos.

El clima de Canarias no se caracteriza por «tener temperaturas extremas sino más bien por ser suaves en el invierno y no ser agresivamente calurosas en verano», salvo en zonas puntuales del archipiélago, señala el técnico. Sin embargo, hay que prepararse contra las posibles consecuencias de las olas de calor, una labor «sencilla que comienza con estar informados» sobre la temperatura diaria para saber «a dónde podemos ir para no sufrir un calor elevado y si vamos, qué y cómo debemos prepararnos para combatirlo. Esto es tener cultura del calor, crear el hábito y actuar en consecuencia» siguiendo una serie de recomendaciones y medidas de prevención en los días de más calor para evitar los posibles efectos negativos para la salud, y sobre todo, entre los colectivos más vulnerables, como son las personas mayores, sentencia Eduardo García.

  • 1

    ¿Deben seguir pagando los canarios el 70% del coste de los servicios de dependencia, como ocurre en la actualidad?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados