Los presos que agredan a un funcionario sumarán pena de hasta 4 años de cárcel

29/05/2017

Los presos que agredan a un funcionario de prisiones se enfrentarán a una pena adicional de hasta cuatro años de cárcel, como ya sucede si la víctima de una agresión en el ámbito laboral es un sanitario o un profesor, pues la última reforma del Código Penal les reconoció como autoridad pública.

Los presos que agredan a un funcionario de prisiones se enfrentarán a una pena adicional de hasta cuatro años de cárcel, como ya sucede si la víctima de una agresión en el ámbito laboral es un sanitario o un profesor, pues la última reforma del Código Penal les reconoció como autoridad pública.

Esta es la principal novedad del protocolo contra las agresiones a funcionarios de Instituciones Penitenciarias que, según informa la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) en un comunicado, se pondrá en marcha mañana tras ser ratificado por la Mesa General de la Administración General del Estado.

El protocolo contempla la creación de un registro específico de agresiones, la elaboración de un plan de formación para la prevención y respuesta ante situaciones de riesgo, así como medidas de apoyo jurídico y psicológico a los empleados públicos penitenciarios que sufran una agresión.

La principal novedad, según avanza la CSIF, es que los funcionarios de prisiones tendrán en el Código Penal la misma consideración de la que gozan sanitarios y docentes, lo que conlleva un agravamiento de las penas por agredirles cuando se encuentren en el desempeño de sus funciones.

Es decir, contempla el endurecimiento de algunas sanciones disciplinarias cuando, como consecuencia de actos violentos ejercidos contra los funcionarios, estos sufrieran un quebranto significativo en su salud o en su integridad.

La CSIF ha recordado que, actualmente, prestan servicio en Instituciones Penitenciarias más de 23.000 empleados públicos, 900 menos que hace tres años, entre personal funcionario y laboral, 15.000 de ellos dedicados a tareas propias de vigilancia, incluido garantizar el orden y la seguridad interior de los centros penitenciarios.

Y ha detallado que en los diez últimos años se han registrado más de 2.000 agresiones a funcionarios en centros penitenciarios.

Precisamente, el sindicato de prisiones ACAIP ha denunciado hoy que un preso "muy violento", con antecedentes por hechos similares, agredió a varios funcionarios en la enfermería de la cárcel de Valdemoro (Madrid), que, según denuncia, no está preparada para presos peligrosos o violentos.

  • 1

    ¿Está de acuerdo con que investiguen todos los casos de bebés robados denunciados en Canarias?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados