Libertad provisional para el presunto autor del atropello mortal en Fuerteventura

Por presuntos delitos de homicidio imprudente, omisión del deber de socorro y contra la seguridad vial por carecer de permiso de conducción, el titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 de Puerto del Rosario, en funciones de guardia, acordó la puesta en libertad provisional sin fianza del presunto autor del atropello mortal al empresario agrícola de La Calabaza (El Cardón), en el municipio de Tuineje, Paco Cabrera.

CATALINA GARCÍA | PUERTO DEL ROSARIO

A cara descubierta, el supuesto autor del atropello mortal entró a primera hora de la mañana en el Juzgado principal de Puerto del Rosario. De allí, y tras pasar a disposición judicial, salió con libertad provinsional sin fianza.

La Guardia Civil detuvo el pasado sábado por la mañana a P.A.L.B como presunto autor del atropello de Paco Cabrera Cabrera en el acceso a su finca de La Calabaza sobre las 20.30 horas del día anterior, viernes. Desde un primer momento, los agentes se centraron en la búsqueda del vehículo siniestrado que apareció calcinado en el fondo de un barranco de Pájara el mismo sábado por la mañana, después de que P.A. diera la primera versión de que se lo habían robado de la puerta de su casa.

Objetivo: destruir pruebas. Los restos del vehículo accidentado aparecieron en La Calabaza, junto al cuerpo sin vida del empresario majorero y a la salida de las invernaderos de fruta y verdura de su cooperativa. Al coche, que dejó una frenada de unos cuatro metros en el camino vecinal, le prendió fuego «sólo presumiblemente con el objetivo de destruir las pruebas e indicios relacionados» con el atropello, según el informe de la Guardia Civil.

El destacamento de Tráfico de la Guardia Civil de Puerto del Rosario y agentes del puesto de Gran Tarajal trabajaron juntos en la investigación del atropello y fuga, descartando desde un primer momento que el accidente tuviera relación con el robo de fruta y verdura del que había sido objeto los invernaderos del empresario, a lo que están expuestos otros cultivos de Fuerteventura.

Cabe recordar que el suceso mortal tuvo lugar el pasado viernes, a última hora de la tarde, en una zona aislada de El Cardón, un pueblo tranquilo del municipio de Tuineje, donde apenas pasa nada, ni nadie. En La Calabaza, las gavias, las viviendas aisladas y los invernaderos de la cooperativa agrícola del fallecido conforman el paisaje del barranco y alrededores.

El sector del campo de Fuerteventura todavía no sale de su asombro por el atropello de uno de sus principales empresarios. Cabrera nunca dejó de apostar por la agricultura, ni siquiera cuando la industria del turismo se hizo con la isla.