La Justicia se blinda contra la pandemia

El Tribunal Superior de Justicia de Canarias siguió ayer las directrices del Consejo General del Poder Judicial y decidió la suspensión con carácter general y efectos inmediatos de todos los actos judiciales previstos en el archipiélago, con algunas excepciones como medidas de protección, causas con preso o levantamiento de cadáveres.

Francisco José Fajardo
FRANCISCO JOSÉ FAJARDO

Según esta decisión tomada ayer por el órgano de gobierno de los jueces, las excepciones se refieren a actos que, de no practicarse, podrían causar perjuicios irreparables. Los casos previstos son los internamientos urgentes; medidas inaplazables como las de protección de menores; licencias de enterramientos, matrimonios e inscripciones de nacimiento; servicios de guardia; medidas cautelares urgentes; levantamiento de cadáveres; entradas y registros; causas con preso o detenidos; órdenes de protección y cualquier medida cautelar en materia de violencia sobre la mujer; actuaciones urgentes en materia de vigilancia penitenciaria; autorizaciones de entradas sanitarias, urgentes e inaplazables y derechos fundamentales cuya resolución tenga carácter urgente; medidas cautelarísimas y cautelares que sean urgentes y recursos contencioso electorales; juicios de la jurisdicción social declarados urgentes por la ley y las medidas cautelares urgentes y preferentes, y, por último, los procesos en los que se alegue vulneración de derechos fundamentales y que sean urgentes (es decir, aquellos cuyo aplazamiento impediría o haría muy gravosa la obtención de la tutela judicial reclamada).

Este acuerdo también proclama la suspensión de plazos procesales, con carácter general en todos los órdenes jurisdiccionales y en todos los procedimientos. Esta calificación de la situación como Escenario 2 puede variar, advierte el TSJC, y por ello tienen también previsto un protocolo de actuación para una calificación de gravedad superior.

En lo que respecta a los funcionarios, los que tienen hijos menores, personas mayores a su cargo, monoparentales, enfermedades crónicas, inmunodeprimidas, autoinmunes y embarazadas, no deben acudir a trabajar durante el periodo de esta situación excepcional. La Administración se compromete a trasladar desde su web, portal del empleado y centrales sindicales, la resolución con los turnos de servicios mínimos y esenciales donde hayan de establecerse.

Los servicios mínimos podrán organizarse por los Letrados de la Administración de Justicia en función del personal con el que se cuente y de momento, han emplazado a todos los empleados públicos que no estén eximidos de acudir a trabajar, a que acudan el lunes a las 9.00 horas a sus órganos judiciales y comprueben los servicios mínimos de cada semana, pudiendo ausentarse a continuación. Además, se fijarán turnos para la atención de los Juzgados de Paz.

Ayer, en la Ciudad de la Justicia, apenas se vio movimiento de público y las vistas y comparecencias se redujeron al mínimo. Hay que destacar que las sillas que están repartidas por los edificios están separadas unas de otras con cintas de plásticos para que no haya dos seguidas y así evitar posibles contagios.

«Se ha reaccionado con cordura».

Óscar González Prieto, juez decano del Partido Judicial de Las Palmas de Gran Canaria, manifestó que «por fin se ha reaccionado con cordura porque no tenía sentido el mantenimiento de actuaciones procesales que, en general, son aplazables», dijo. Para el magistrado, «es obvio que debe de primar la salud pública y, en todo caso, se van a garantizar los servicios de guardia y la tutela de los servicios fundamentales». A González no le «consta que haya jueces en cuarentena» pero «hay muchos compañeros que desde sus casas tienen acceso remoto al sistema de gestión procesal y seguirán trabajando». Esta decisión «es una consecuencia necesaria y razonable, pero en ningún caso es una cuestión que no tenga solución a corto plazo», declaró el decano, que advirtió que «los asuntos urgentes serán tratados con diligencia».

«Apoyamos todas las medidas»

«La Fiscalía Provincial de Las Palmas quiere trasladar el apoyo a cuantas medidas se tomen para preservar la salud de sus miembros así como del resto del personal de la Administración de Justicia», dijo Beatriz Sánchez. Añadió que «se está a la espera de que se concreten las actuaciones que se consideran imprescindibles para establecer el correspondiente turno de asistencia de fiscales, conjugando en todo caso la seguridad de sus miembros y el interés de la Administración de Justicia y de los administrados». Asimismo la organización del personal dependiente de la Fiscalía «se atenderá según las normas concretas de servicios mínimos que se fijen». Espera «que cuanto antes pueda restablecerse la normalidad y quiero mostrar el reconocimiento a todos aquellos que desde los distintos sectores de la sociedad luchan por ello».