¿Regalar mascotas en Navidad?

Una segunda oportunidad para Pancho y Caramelo

    Cargando reproductor ...
31/12/2017

Es Navidad. Tiempo de compartir, recibir y regalar. Fechas en las que los más pequeños desean encontrar un amiguito de cuatro patas en la mañana de Reyes. Ya sean perros o gatos, es importante comprender que los animales no son un juguete más para obsequiar en estas fiestas.

¿Te han pedido «un perrito» para los Reyes Magos?. Suena maravilloso la idea de traer una mascota a casa pero antes de aumentar la familia es fundamental entender que un animal requiere de cuidados, atenciones y sobre todo, una responsabilidad durante toda tu vida, o al menos, hasta que dure la suya.

¿Quién salvó a quién? La historia de dos adopciones

Se llama Pancho pero poco tiene que ver con el famoso perro millonario que lleva el mismo nombre.

Sin embargo, este mestizo de bichón maltés encontró la fortuna hace seis años, cuando Judith se cruzó en su camino. Fue durante un paseo por Santa Brígida, cuando pudo comprobar que en una finca se hallaban tres perros aparentemente en estado de abandono.

Tras dar aviso al Seprona los canes pudieron ser liberados días más tarde y cada uno encontró un hogar. «Uno de ellos, el pastor belga, se fue a Tenerife. El otro era un rottweiler que se fue para otra finca y Panchito -como cariñosamente le llama- se quedó conmigo», apunta Judith De León.

Una segunda oportunidad que Pancho comenzó en una esquina, «deprimido porque echaba de menos a sus amiguitos», dice Judith.

Una nueva vida en la que ha conocido el cariño y el calor de un hogar y sobre todo la alegría de compartir cobijo junto a siete perros más. «Actualmente tengo seis propios y otro de acogida, pero por mi casa han pasado unos cincuenta perros», confiesa mientras acaricia a Pancho, el perro que le abrió el camino para convertirse en voluntaria de distintas protectoras. Lleva cuatro años ayudando a los más necesitados y tiene muy claro que seguirá prestando su casa a los más indefensos, a los «abuelitos», comenta.

Tener un animal es tu responsabilidad

Forma parte de la protectora Un hogar Antes del Arcoíris y colabora con otras asociaciones como Life4pitbulls y Salva un Podenco porque cree que los perros en edad adulta y los denominados PPP son los que más lo necesitan. «La mayoría de la gente se fija en los cachorros porque son más graciosos y creen que pueden enseñarlos, pero no son conscientes de que ayudando a un abuelo pueden darle una mejor calidad de vida durante el tiempo que les quede», explica.

Está convencida de que también los perros adultos pueden aprender a diario, pero sobre todo lucha para que no pasen sus últimos días en una jaula.

De Pancho dice que además de bueno y adorable, ayuda a testar si los perros que entran en Life4pitbulls son sociables o no, así que está orgullosa porque gracias a su ayuda su «peludo de doce años puede colaborar en otras adopciones».

Una segunda oportunidad para Pancho y Caramelo

Bueno y dulce como un caramelo. El nombre perfecto para este stanford americano que encontraron hace dos años en un criadero ilegal en Agüimes. «Estaba con más perros, todos machos. Los cachorros y las hembras ya no estaban allí», cuenta Jessica Arocha.

Se fijó en Caramelo al verlo en la página de Life4pitbulls y junto a su pareja, Jonathan Acosta, decidió darle acogida, una acogida que pronto se convirtió en adopción porque fue imposible no enamorarse de él. «Fue mi regalo de cumpleaños. Mi novio apareció con el perro y los papeles», apunta Jessica entre risas.

Una ayuda que llegó a tiempo para este adorable can que llegó con apenas 15 kilos y varias heridas en el cuerpo. «No sabemos si siempre estuvo allí, pero sí permaneció durante un tiempo con mucho miedo, asustado», dice Jessica.

Al igual que Judith, también su primera experiencia como casa de acogida acabó en adopción, pero ahora es consciente de que no puede seguir prestando su casa, entre otras cosas, porque Caramelo «es un poco celosillo», aunque comparte cama y espacio con su otra perra, Kira.

«Ser casa de acogida es una buena opción si quieres tener una mascota»

Una situación que no le impide seguir como voluntaria de Life4pitbulls porque son muchísimos perros los que necesitan ayuda.

Una protección que Caramelo conoce bien y que ha permitido que además de ganar peso, coja confianza en las personas y lleve una vida completamente normal.

Sobre la adopción, Jessica y Jonathan están de acuerdo en que es algo que se debe tener muy claro porque «un perro es para toda la vida, no solo cuando es cachorro. A los ocho meses el cachorro será adulto y ahí es cuando comienza tu verdadera responsabilidad», sostiene Jonathan, mientras asegura que sus perros son como sus hijos. Además, añade la importancia de hacerse casa de acogida como primera experiencia con mascotas. «Todos podemos tener un perro temporalmente. Si quieres tener uno, primero prueba como casa de acogida y si la experiencia no es buena le encontraremos otra familia. Es preferible hacer esto que abandonarlo cuando ya lo has comprado o adoptado».

Una segunda oportunidad para Pancho y Caramelo

Son las protectoras con las que Judith, Jessica y Jonathan colaboran y a través de ellas intentan luchar a diario contra el abandono animal. Buscan una segunda oportunidad para perros y gatos que como Pancho y Caramelo han conocido la peor cara del ser humano, pero tienen la esperanza de mostrarles el lado más dulce de personas que al igual que ellos se desviven por las mascotas.

En estas fechas tan señaladas, fomentan sobre todo la adopción responsable y piden acabar con el maltrato y abandono. Intentan informar que la acogida es una buena manera de empezar a convivir con animales y que además de salvar muchas vidas, las protectoras se hacen cargo de los gastos de la mascota, hasta el punto de buscarles una casa mientras disfrutas de tus vacaciones. Aseguran que todo son ventajas y que si elijes la adopción, el dinero depositado -110 euros o 150 según la protectora- será para entregarte al animal desparasitado, con chip y con las vacunas al día, una cantidad inferior a la que gastarías comprando.

Así que si estás pensando en regalar una mascota durante esta Navidad, procura que tu regalo no se convierta en un animal abandonado.

  • 1

    ¿Deben pasar de curso los alumnos de bachillerato aunque suspendan una asignatura?

    Sí.
    No.
    Ns /Nc.
    Votar Ver Resultados