Manifestación en Vitoria en favor de los derechos LGTBI+. / J. Andrade

Investigan la violación a una mujer trans en Vitoria

La victima se presentó la noche del domingo en la comisaría de la Policía Local con su vestido roto. El agresor la amenazó con un cuchillo en Abetxuko y huyó tras la agresión sexual

DAVID GONZÁLEZ

Una mujer trans se presentó sobre las 22.30 horas del domingo en la comisaría de Aguirrelanda, en Vitoria, con el vestido hecho jirones, descalza y diversas marcas en el cuerpo. Muy afectada, relató a los agentes que un desconocido acababa de agredirla sexualmente muy cerca de Abetxuko, a apenas medio kilómetro de las dependencias de la Policía Local.

Según ha sabido este periódico de fuentes policiales, la víctima interpuso una denuncia. En su declaración contó que, a eso de las 22.00 horas, atravesaba la calle La Presa, en Abetxuko, cuando notó que alguien la seguía o, como mínimo, recorría su mismo camino.

Este desconocido la abordó sorpresivamente. Siempre según la versión dada a la Guardia urbana, la amenazó con un arma blanca –un cuchillo– y la obligó a salir fuera del núcleo urbano. A partir de ahí, y empleando más violencia, se produjo la agresión sexual.

La mujer, de 38 años, alcanzó Aguirrelanda descalza y con el vestido destrozado. Presentaba arañazos y diversas heridas en varias partes de su cuerpo. Acompañada por agentes locales fue evacuada de urgencia a un centro médico para ser sometida a una exploración.

Ya en el hospital se le aplicó el protocolo para agresiones sexuales. Se intentó obtener muestras de ADN que podrían servir para señalar al posible autor de los hechos, que continúa en paradero desconocido. La Ertzaintza se haga cargo de la investigación para tratar de localizar al sospechoso, a quien la víctima no conocía.

Decimoquinto ataque

Esta violación a una transexual en Vitoria se produjo sólo diez días después de otro ataque a una integrante del colectivo LGTBI+. La noche del 22 de julio, Eva Echave, de 64 años, recibió tres puñetazos a la salida de un bar del Casco Viejo al grito de «maricón de mierda». Según los datos de Ikusgune, aquel se convirtió en el decimocuarto ataque a una persona LGTBI+ en Vitoria en los últimos tres meses. Ya son quince con el de la noche del domingo, el más grave en lo que va de 2021 contra este colectivo.

Aparte de los puñetazos a Eva Echave en el Casco Viejo, también alcanzó notoriedad pública el ataque contra un mural a favor del colectivo LGTBI+ en la ikastola Umandi. El pasado junio, este centro escolar levantado en el barrio de Lakua Arriaga amaneció con pintadas como «Esto con Franco no pasaba!», «Transformers no!» y «Marikas».

Esta mañana, Ikusgune ha manifestado que «registramos lo ocurrido y mandamos todo nuestro apoyo a la persona agredida». En una nota, este observatorio ha relatado que «a la vista de los datos es evidente que precisamente la hostilidad hacía el colectivo trans es la que más se ha incrementado en los últimos meses».

Rechazo del Ayuntamiento

En este sentido, el arco de los partidos con representación en el Ayuntamiento de Vitoria ha emitido este mediodía de martes un comunicado de rechazo. El texto, consensuado por PNV, PSE, Bildu, PP y Elkarrekin, señala que «ante la reciente agresión machista sucedida en nuestro municipio, desde el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz queremos manifestar nuestra más enérgica condena y rechazo de la agresión, así como nuestro apoyo y cercanía hacia la víctima y su entorno poniendo a su disposición los recursos psicológicos, jurídicos, sanitarios, de protección y de acogida que requiera y garantizando que cuenta con toda la información que afecta a sus intereses».