Borrar
La filósofa y profesora Alicia H. Puleo. C7
«La naturaleza ha sido feminizada para justificar la desigualdad y la dominación»

«La naturaleza ha sido feminizada para justificar la desigualdad y la dominación»

La filósofa Alicia Puleo, una de las principales exponentes en España del ecofeminismo, ofrece este viernes en la Casa de Colón la conferencia inaugural del proyecto 'Tierra Removida'

CANARIAS7

Las Palmas de Gran Canaria

Jueves, 29 de febrero 2024, 12:12

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El ecofeminismo, corriente nacida en los años 70 de la sinergia entre los valores de la ecología y el feminismo, se ha convertido en un pensamiento en auge debido a la actual crisis social y ecológica global, más evidente aún en territorios insulares. Para abordar a fondo las teorías y aplicaciones de este movimiento, los seis museos gestionados por la Consejería de Cultura del Cabildo de Gran Canaria acogen, de marzo a mayo, 'Tierra Removida', un proyecto multidisciplinar que vincula el papel de la mujer en el desarrollo sostenible.

Alicia H. Puleo es filósofa, profesora y escritora. Sus ensayos feministas y ecofeministas han sido publicados en medio mundo y, en la actualidad es una de las principales divulgadoras del movimiento en nuestro país. Este viernes, 1 de marzo, a las 18.15 horas, ofrecerá la primera conferencia de 'Tierra Removida en la Casa de Colón, titulada: 'Pensamiento ecofeminista ante la crisis ecosocial'.

Puleo señala que el ecofeminismo «es un pensamiento y un movimiento que combina las inevitables preocupaciones ecológicas actuales con la voluntad de libertad e igualdad de las mujeres. Yo lo he definido como una filosofía y una praxis que emergen contra la dominación patriarcal androantropocéntrica y neoliberal. También podemos decir que es el feliz encuentro del feminismo con el ecologismo y el movimiento en defensa de los animales. Como teoría, es una filosofía que indaga sobre la voluntad de poder patriarcal como raíz de la dominación de las mujeres y de la naturaleza».

Ni salud ni bienestar

Para la profesora y escritora es esencial que el feminismo fije su mirada hacia nuestro ecosistema porque «no habrá futuro digno de ser vivido si no preservamos nuestra casa común, que es la Tierra. Esta es una razón poderosa. El feminismo siempre ha reflexionado sobre los problemas de su época. La crisis ecológica implica, entre otros aspectos, la desaparición de la biodiversidad y el cambio climático, pero aún no se nos enseña que los seres humanos somos absolutamente ecodependientes. Por más tecnología que se desarrolle, sin ecosistemas equilibrados no habrá salud ni bienestar».

Y añade que «no debemos olvidar que, como demuestran los estudios médicos de vanguardia, las mujeres somos las más perjudicadas por la contaminación ambiental debido a nuestras características biológicas (ciclos hormonales y capacidad de las células adiposas para retener los tóxicos ambientales)».

El ecofeminismo también puede ser concebido como una «negociación preventiva que aborde la cuestión ambiental en clave de igualdad para que no se devuelva a las mujeres a sus roles tradicionales como ha propuesto algún sector del ecologismo en nombre de la sostenibilidad». Según Puleo los mecanismos para revisar nuestra percepción de la Naturaleza desde una perspectiva de género pasan por adoptar «un pensamiento crítico, no conformista, inteligente, no dogmático». El feminismo, añade, «nos ha mostrado que la mujer ha sido naturalizada (pensada como cuerpo frente al varón que se autodefinía como razón y espíritu). El ecofeminismo señala que la Naturaleza ha sido feminizada. Estas conceptualizaciones de la mujer y de la Naturaleza han servido a menudo para justificar la desigualdad y la dominación».

Y una de las principales aportaciones del ecofeminismo a la emergencia climática, destaca la experta, «es la revalorización de la ética del cuidado y la propuesta de su extensión más allá de lo humano».

Patriarcado del consentimiento y la canción 'Zorra'

En el libro 'Claves ecofeministas' Alicia Puleo acuña el término 'patriarcado de consentimiento' que, bajo una aparente libertad, incita a las mujeres a desear y aceptar formas de sometimiento dañinas. «La publicidad, las redes sociales y una pornografía cada vez más omnipresente se encargan de hipersexualizar a las mujeres y dictarles lo que supuestamente las libera. El caso de la canción ganadora en el Benidorm Fest 2024, 'Zorra', es un buen ejemplo de esta forma contemporánea de patriarcado», advierte.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios