Borrar
«Hay hombres pensando en matar a su mujer»
La violencia machista empeora en verano

«Hay hombres pensando en matar a su mujer»

El exdelegado del Gobierno contra la Violencia de Género Miguel Lorente alerta de un negacionismo que empodera

EFE

Madrid

Martes, 1 de agosto 2023, 19:39

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El exdelegado del Gobierno contra la Violencia de Género Miguel Lorente ha apostado por campañas específicas para frenar el incremento de asesinatos machistas de cada verano y ha alertado de un negacionismo que empodera al maltratador y del efecto imitación: «Ahora hay hombres pensando en matar a su mujer».

Lorente ha analizado las cifras de violencia machista de un julio negro por el que el Ministerio de Igualdad ha convocado para este martes el comité de crisis y ha apuntado que el verano y la Navidad son periodos de especial riesgo porque cambian los hábitos de convivencia.

En el caso de las parejas, pasan más tiempo juntas, lo que genera un aumento de los problemas familiares que choca con la ausencia de rutinas que paren esas discusiones, como tener que ir al trabajo o a llevar a los niños al colegio.

«El hecho de que no haya pausas facilita que continúe la violencia», ha apuntado Lorente, que ha incidido en que se trata de un incremento de casos que se repite cada año.

Al hablar de exparejas en las que ya no existe la convivencia, Lorente ha explicado que los hombres que están dispuestos a asesinar a las que fueron sus parejas hacen una labor de seguimiento «porque sienten que ellas son de su propiedad», que se complica porque se sale y se viaja más.

«Pierden entonces el control, sienten que no las van a poder recuperar y, como creen que son suyas, las matan desde la idea de posesión», ha descrito el exdelegado del Gobierno contra la Violencia de Género.

Efecto imitación

Este experto en violencia machista ha reconocido que también existe el riesgo de imitación, ese por el que el asesino ve en otros casos un ejemplo de lo que puede hacer.

«Ahora hay hombres pensando en matar a sus mujeres que se sienten reforzados porque ven a otros hacerlo. Es un factor más que se alimenta del negacionismo de la violencia machista», ha advertido Lorente

En este mes de julio han sido asesinadas en España por sus parejas o exparejas ocho mujeres, a falta de confirmar la naturaleza machista del asesinato de una joven de 22 años ocurrido este lunes en Utrera (Sevilla).

Esa cifra es casi el doble de la registrada en el mismo mes del año pasado, lo que coincide, según Lorente, con un negacionismo que ha tenido como altavoz dos campañas electorales en las que se ha cuestionado mucho la violencia machista.

«Ese negacionismo refuerza al agresor y pone en duda a la víctima, que pierde la confianza«, ha interpretado Lorente.

Como muestra de esta tendencia, ha destacado que en los últimos cinco años el numero de hombres que se suicidan después de asesinar a sus parejas ha caído siete puntos, lo que ha vinculado a un descenso del rechazo social.

«Cuando el agresor percibe que va a tener un rechazo, lo resuelve con el suicidio. Pero esta salida ha descendido porque ve que su entorno no lo va a apoyar, pero sí va a encontrar justificación o van a minimizar la gravedad de lo que ha hecho«, ha explicado Lorente.

Ha añadido que esa percepción social también influye en las víctimas, y en la desconfianza para interponer una denuncia.

El exdelegado del Gobierno contra la Violencia de Género ha añadido que toca incrementar las campañas de información y concienciación para conseguir un posicionamiento crítico de la sociedad y ha considerado que algo falla cuando, en 2022, solo un 0,8 % de la sociedad consideró la violencia machista como uno de los principales problemas del país.

En esa información, ha recomendado mostrar que los agresores son hombres normales, «ni borrachos ni monstruos».

Campañas especiales

Ante el incremento de casos que se repite cada verano, Lorente ha apostado por activar campañas específicas, como hace la DGT en verano para reducir el incremento de accidentes ante un aumento del tráfico.

Ha propuesto reforzar la detección desde alternativas, ya que el 70 % de las mujeres asesinadas por sus parejas o exparejas no había presentado denuncia alguna, y hacerlo desde donde están las mujeres, como la atención sanitaria, a la que acuden un 20 % más según la Organización Mundial de la Salud (OMS), aunque no se presenten como víctimas.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios