Faltan 3.300 kilómetros de carriles bici

01/06/2020

Para lograr una transformación integral del ámbito urbano, y tener unas ciudades verdes como lo establece el Plan de Energía y Clima en 2023, se requiere una reconstrucción urbana en varios aspectos, como la ampliación de las aceras, la peatonalización de espacios de tránsito y la construcción de carriles para otros tipos de vehículos (patinetes, por ejemplo), según la Asociación Española de la Carretera, que ha presentado un Plan de Carreteras Seguras, Verdes y Conectadas.

ETIQUETAS:

Para que la reconversión de las vías y la ampliación de las aceras garanticen el «desplazamiento seguro de los usuarios vulnerables y contribuyan a generar una movilidad más sostenible en las ciudades» la AEC calcula que «sería necesario peatonalizar el 15% de la red viaria urbana y ampliar las aceras en un 40%», en las urbes de más de 50.000 habitantes.

Además, para fomentar el uso y la seguridad de las bicicletas y otros vehículos de movilidad personal se deben construir «carriles segregados sobre la calzada, separados del tráfico motorizado, para uso de ciclistas», afirman. «La cobertura geográfica de esta actuación atiende a la construcción de 100 km de estos carriles en Madrid, Barcelona y Valencia; 50 km en Sevilla, Zaragoza y Málaga, y 20 km en los 57 municipios y 86 ayuntamientos» con entre 50.000 y 100.000 habitantes. En total, en España faltan más de 3.300 kilómetros de carriles segregados para bicicletas y otros vehículos.

La creación de las zonas de bajas emisiones de las ciudades de más de 50.000 habitantes implica la sustitución del automóvil de energía fósil por el eléctrico, que necesitarán puntos de recarga eléctrica, con un coste medio de 6.000 euros cada uno. La AEC estima que serán 5 millones de unidades en ese nuevo parque eléctrico. En los próximos tres años se necesitan 150.000 puntos, lo que implica una inversión de 900 millones de euros, mantienen.