Coches y muebles arrasados por el agua en Javalí Viejo. / BOMBEROS MURCIA

Un fallecido y multitud de rescatados por la tormenta en Murcia

El hombre de 62 años fue arrastrado 300 metros de su vivienda por la riada en el municipio de Javalí Viejo. Los bomberos afirman que la tromba de agua inundó por completo las viviendas

RUBÉN GARCÍA BASTIDA Murcia

Una persona falleció en Javalí Viejo (Murcia) este lunes debido a la tormenta. El suceso ocurrió durante la madrugada, alrededor de las 2:00 horas. Según han informado los bomberos de Murcia en su cuenta de Twitter «la tromba de agua inundó por completo las viviendas» y «el cuerpo fue encontrado a los 300 metros de la vivienda arrasada».

Además, múltiples de personas tuvieron que ser rescatas de sus domicilios la pasada madrugada en Javalí Viejo. Según las imágenes que han compartido los bomberos, el agua arrastró los vehículos chocando los unos con otros y arrasó con los enseres personales, muebles y electrodomésticos de las viviendas.

A Antonio F.N. le sorprendió la muerte con la irrupción de un río que atravesó desbocado el salón de su casa, una pequeña vivienda de ladrillo en la calle San Nicolás de la pequeña localidad murciana, ubicada junto a la rambla de La Ventosa cuyos muros no pudieron resistir la fuerza del agua. Ocurrió poco antes de las dos de la mañana, cuando la víctima, de 62 años, que tenía dos hijos, y vivía solo, según cuentan sus vecinos, se vio arrastrada por el agua mientras estaba en su sofá. «Estaría dormido», señalan algunos de los testigos. Hacía años que estaba separado y no solía pasar mucho tiempo en la vivienda. Durante la semana acudía a un centro de día. «Solo venía a dormir los fines de semana», aseguran los vecinos.

Antonio García, uno de ellos, trabaja para retirar barro de las aceras y su casa con lágrimas en los ojos. Cuenta que presenció el momento en que la corriente arrastró al fallecido: «Lo más desesperante fue ver a ese hombre, cómo pedía auxilio», reconoce con la voz quebrada. «Subí a la terraza y tuve que llamar a todos los de las otras casas. Empecé a gritarles 'que nos ahogamos, que nos ahogamos'».

Imagen de los desperfectos ocasionados por las fuertes lluvias. / GUILLERMO CARRIÓN / AGM

Este vecino está convencido de que abrir la puerta del patio de su casa y la del comedor para que el agua pasara le salvó la vida: «Si no lo llego hacer, mi mujer y yo estamos ahogados hoy también. Nos estarían sacando del barro hoy». El cuerpo de la víctima mortal fue hallado a 300 metros de su vivienda, junto a varios vehículos que quedaron apilados por el agua subidos sobre los otros al final de la calle, junto a una carpintería que ejerció de tapón.

También presenció la dolorosa escena Rubén, que vive enfrente: «Me había acostado pese a la lluvia porque tenía que trabajar, y estábamos durmiendo cuando escuché un golpe y fui a la terraza a ver qué había pasado. Cuando bajé ya estaba subiendo el agua», recuerda angustiado. «Vi cómo se lo llevaba el agua mientras pedía ayuda, pero ¿qué haces? ¿Te ahogas tú también para intentar salvarlo a él?», se pregunta mientras mira las marcas del barro a metro y medio de altura, muestras de un drama que se gestó en solo unos minutos con una violencia desconocida.

«Esta rambla siempre ha aguantado –destaca el alcalde pedáneo, José Francisco Navarro–. Resistió en las dos Dana anteriores, pero esta vez ha llovido en diez minutos lo que en otras ocasiones cayó en cuatro horas». Por eso, señala, «el puente no ha aguantado la presión y el agua ha vuelto en sentido contrario, y ha destrozado las casas», asegura. Se refiere a la zona donde la rambla pasa encauzada y donde suelen acumularse basura y suciedad arrastradas por el agua. «Tiene un pilar en el centro donde se van apilando las cosas hasta que hace tapón», aseguran los vecinos.

La estación de medición de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en Guadalupe, a pocos kilómetros de la localidad de donde sucedió la tragedia, confirma las sensaciones del pedáneo de Javalí Viejo de que las lluvias fueron excepcionales. En concreto registraron una precipitación de 40,6 litros en solo diez minutos. Una marca que, según informó Luis Bañón, meteorólogo de la Aemet, es la más intensa en tan corto periodo de tiempo desde que hay registros.

En total, Emergencias ha gestionado hasta 440 incidencias por la lluvia entre las 8.00 horas del domingo y las 7.00 horas de este lunes debido al episodio de fuertes lluvias. La mayoría por achiques de agua.